La UE, España y Repsol responden a la expropiación de YPF | Economía | DW | 17.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La UE, España y Repsol responden a la expropiación de YPF

La Comisión Europea aseguró que se trata de una medida muy negativa porque pone seriamente en duda la protección jurídica de las inversiones extranjeras en Argentina. España anuncia que tomará medidas comerciales.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, transmitió hoy su decepción a la Argentina tras el proyecto de expropiación de la petrolera YPF, filial de la española Repsol.

Tras entrevistarse en Bruselas con el presidente alemán, Joachim Gauck, Barroso comentó que la decisión de expropiación del 51 por ciento de YPF anunciada este lunes por la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, preocupa mucho a la Comisión de los 27 socios.

"La Comisión Europea ya trasladó sus preocupaciones al gobierno argentino. Enfatizamos en la necesidad de que se encuentren soluciones de mutuo acuerdo que no dañen el clima de negocios y por eso estoy seriamente decepcionado por el anuncio de ayer", comentó. ante las preguntas de los periodistas.

En una primera reacción este lunes, la Comisión Europea aseguró que se trata de una medida muy negativa porque pone seriamente en duda la protección jurídica de las inversiones extranjeras en Argentina.

En principio, la Unión Europea (UE) no tiene capacidad legal para neutralizar la decisión argentina o para reclamar compensaciones.

En MAdrid, el ministro español de Industria, José Manuel Soria, anunció hoy que España adoptará medidas de ámbito "diplomático, comercial, industrial y energético" contra Argentina por la expropiación de YPF, filial de Repsol, pero siguió sin precisar en qué consistirán dichas acciones.

En una entrevista con Radio Nacional de España, Soria consideró que la decisión de expropiar el 51 por ciento de las acciones de YPF es algo "no propio de un gobierno serio", y aseguró que la medida no cambia las relaciones con el pueblo argentino, sino con su Ejecutivo actual, presidido por Cristina Fernández de Kirchner.

El titular de Industria consideró que un ataque así a la seguridad jurídica de las inversiones extranjeras afectará a cualquier empresa del mundo a la hora de intervir en Argentina, y estimó que el país con la intervención de YPF "ha abierto una puerta difícil de cerrar".

La oposición socialista expresó su apoyo al gobierno de Mariano Rajoy, del conservador Partido Popular (PP), para iniciar todas aquellas acciones "legales y diplomáticas" que considere oportunas para la defensa de las empresas españolas en el exterior.

En declaraciones a Telemadrid, el secretario de Relaciones Institucionales del Partido Socialista (PSOE), Antonio Hernando, apeló a la colaboración de los socios europeos y recordó que hay un tratado entre Argentina y España que garantiza las inversiones.

La versión de Repsol

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, calificó hoy de "absolutamente ilegítima e injustificable" la expropiación de YPF y acusó al gobierno argentino de haber llevado a cabo una campaña de "hostigamiento" y "coacciones" para que el precio de la petrolera se desplome y nacionalizarla a precio de saldo.

En conferencia de prensa en Madrid, el responsable del grupo español anunció que recurrirá ante el arbitraje internacional y exigirá una compensación "pronta" por las acciones expropiadas, al menos equivalente a lo que correspondería por ley a los accionistas.

Brufau, quien atribuyó la intervención inmediata de la compañía al descubrimiento el pasado noviembre del importante yacimiento de Vaca Muerta, en la frontera con Chile, cifra en 46,55 dólares el precio por acción de YPF, por lo que la participación expropiada en la petrolera argentina estaría valorada en 18.300 millones.

A la apertura de la Bolsa de Madrid, las acciones de Repsol se desplomaron un 7,04 por ciento, hasta los 16,30 euros. En la jornada del lunes, cuando se dio a conocer la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF, la cotización de YPF fue suspendida en Nueva York, donde llegó a caer hasta un 18 por ciento.

Repsol posee el 57,4 por ciento de YPF, que representa algo más del 50 por ciento de la producción total de hidrocarburos del grupo español y alrededor del 40 por ciento de sus reservas.

Pese a la noticia de la expropiación de su filial argentina, Repsol reiteró hoy su intención de aumentar en un 10 por ciento los dividendos a sus accionistas por el pasado ejercicio 2011.

Según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en Madrid, la nacionalización de YPF no afecta a sus planes de desarrollo ni a su estrategia en materia de dividendos.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda