La tierra tiembla de nuevo en Japón, pero en Fukushima se avanza | Política | DW | 19.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La tierra tiembla de nuevo en Japón, pero en Fukushima se avanza

Una réplica sísmica de magnitud entre 5,9 y 6,1 en la escala de Richter sacudió de nuevo el noreste de Japón. Mientras tanto, en Fukushima los técnicos logran avances en la batalla contra la fusión de los núcleos.

default

Protegiéndose de la radiación: en espinacas y leche ya se han detectado contaminación.

6,1 en la escala de Richter es el valor que indica la prensa nipona. 5,9 el que midió el Centro Geológico de Estados Unidos. En cualquier caso, el nuevo temblor en Japón hace contener al mundo la respiración, sobre todo con la vista puesta en la central de Fukushima I, aunque ya se sabía que la aparición de réplicas sísmicas era probable.

De momento, no se dio a conocer que este último movimiento de tierra haya causado daños materiales o personales. Su epicentro estuvo situado a unos 142 kilómetros al norte de Tokio y 98 al sur de la prefectura de Fukushima, donde se encuentra la dañada planta nuclear. Allí, continúan contrarreloj los trabajos de los operarios para evitar un desastre de mayores dimensiones.

Japan Erdbeben Tsunami Atomreaktor Flash-Galerie

Seis reactores tienen problemas en la central nuclear de Fukushima.

Vuelve la electricidad

El Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) informa en su página web que los técnicos practicaron orificios en las cubiertas de los reactores 5 y 6 de Fukishima, donde la situación se considera ya estable. Con la medida se pretendían evitar concentraciones de hidrógeno similares a las que presumiblemente llevaron a la explosión de otros reactores de la planta. Ahora, las vasijas de elementos combustibles usados de estos dos bloques se están refrigerando con la electricidad procedente de los generadores diesel del reactor 6.

También el reactor 3 se pudo estabilizar este sábado (18.03.2011), aseguró Yukio Edano, portavoz del Gobierno japonés. Durante la madrugada se había emprendido un nuevo intento de enfriar su núcleo, que al parecer dio temporalmente resultado. Los bomberos dirigieron los cañones de sus vehículos especiales hacia el reactor y lanzaron sobre él 1.260 toneladas de agua a lo largo de siete horas. Los cañones pueden trabajar parcialmente sin supervisión, de manera que no es necesario que el personal se encuentre presente en todo momento, reduciendo así su exposición a la radiación.

El siguiente paso es iniciar las tareas de reducción de la temperatura en el reactor 4 y restablecer el suministro eléctrico para poder reactivar el sistema de refrigeración, decía Edano. Poco después, los técnicos lograron reconectar los reactores- salvo el 1 y el 2, a donde se espera que la electricidad vuelva el domingo- a la red eléctrica. Aún así, Tepco, la empresa operadora de la central, advertía de que volver a poner en funcionamiento la refrigeración llevará todavía tiempo.

Espinacas, leche y agua contaminadas

Por otra parte, hasta qué punto la tragedia es evitable y la radioactividad, que ni se huele ni sabe, se ha extendido, se desconoce con exactitud. El Ministerio de Sanidad japonés decretó el cese de la venta de alimentos procedentes de Fukushima, donde, al igual que en la provincia de Ibaraki, al sur de la planta nuclear, fueron detectadas espinacas y leche con altas dosis de radiación. Según el Gobierno japonés, los niveles de yodo radiactivo superan aquí los límites permitidos, aunque el vocero Edano aseguró que la ingestión de estos productos durante un año equivaldría a la dosis radioactiva que se recibe al someterse a una radiografía.

También en el agua potable en la capital Tokio se encontró radiactividad, igual que en la provincia de Gunma, donde las cantidades de material radiactivo halladas en el agua potable son, dice agencia de noticias Jiji Press, "muy pequeñas” y están por debajo de valores peligrosos.

Editora: Luna Bolívar (dpa)

DW recomienda

Entrevistas