1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La tensión entre laicos y peregrinos vuelve al centro de Madrid

La tensión entre manifestantes laicos y jóvenes peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) regresó en la noche del jueves al viernes a la céntrica Puerta del Sol de Madrid. Hubo nuevamente varios heridos.

default

Madrid: hubo nuevamente varios heridos.

Unas 200 personas, según medios españoles, acudieron al kilómetro cero de la capital española para protestar contra las cargas policiales de la víspera contra un grupo de manifestantes de una marcha contra la supuesta financiación pública de la presencia del papa Benedicto XVI, que aterrizó el jueves en Madrid.

Ocho personas fueron detenidas el miércoles por la noche en los disturbios que se registraron tras la ocupación de la plaza después de la manifestación y 11 resultaron heridas. Los enfrentamientos verbales e insultos entre unos y otros comenzaron cuando los peregrinos bloquearon el acceso por el que la marcha debía atravesar la Puerta del Sol.

Los agentes volvieron a separar la noche del jueves al viernes nuevamente a peregrinos y laicos, que intercambiaron de nuevo gritos y acusaciones. "Ésta es la juventud del Papa", coreaban los jóvenes católicos. "Vuestro papa es un nazi", les respondían los manifestantes laicos, que se citaron en la Puerta del Sol a través de las redes sociales.

Fuerzas de seguridad vuelven a cargar

Finalmente, las fuerzas de seguridad volvieron a cargar para desalojar el lugar, según los medios. Varias personas resultaron heridas. Los manifestantes laicos tienen previsto regresar a la Puerta del Sol el viernes, según decidieron esta noche en una asamblea.

Los convocantes de la marcha del miércoles -organizaciones laicas y de cristianos de base- se desvincularon de los episodios de violencia y criticaron a la delegación del Gobierno por doble "falta de previsión". Por un lado, no previó el alto número de personas que participó en la manifestación, 20.000 según los organizadores. Y por otro, no contempló la posibilidad de que los peregrinos se concentraran allí.

La marcha "desbordó" las previsiones de participación y la Delegación del Gobierno "tenía que haberlo tenido todo más controlado", dijo Evaristo Villar, portavoz de Redes Cristianas, una de las organizaciones convocantes.

dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda