La sociedad civil de Afganistán también es protagonista | Política | DW | 05.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La sociedad civil de Afganistán también es protagonista

Por primera vez, representantes de la sociedad civil afgana forman parte de la Conferencia sobre Afganistán en Bonn, en la que el presidente Hamid Karsai se reúne con ministros de Exteriores de los países donantes.

Representantes de la sociedad afgana deliberan sobre el futuro de ese país.

Representantes de la sociedad afgana deliberan sobre el futuro de ese país.

Justo antes de la Conferencia Internacional sobre Afganistán -que se realiza en la ciudad de Bonn- se llevó a cabo un foro que reunió a la sociedad civil afgana, con 34 delegados de todo Afganistán elegidos de manera democrática. El Foro de la Sociedad Civil Afgana fue organizado por fundaciones partidarias alemanas que acompañaron activamente el proceso de reconstrucción de Afganistán durante los últimos años.

Delegados del Foro de la Sociedad Civil de Afganistán en Bonn.

Delegados del Foro de la Sociedad Civil de Afganistán en Bonn.

Durante dos días, la sala de conciertos Beethovenhalle, en Bonn, fue escenario del encuentro de 18 hombres y 16 mujeres afganos que manifestaron su satisfacción por los resultados obtenidos desde el año 2001: nuevas libertades profesionales para la mujer y progresos en educación y en salud, así como en libertad de prensa.

La voz de los oprimidos

La sociedad civil afgana es la voz de los oprimidos y de aquellos a quienes se ha privado de sus derechos, dijo uno de los delegados. Y añadió que muchos ciudadanos afganos pasaron largos años en la cárcel o fueron despedidos de sus trabajos debido a sus convicciones.

“La sociedad civil afgana está en una mejor situación que hace dos años”, dice Sayed Sattar, delegado del Foro de la Sociedad Civil Afgana. Y agrega que en esa época no se llamó a los ciudadanos afganos a participar de la Conferencia Internacional sobre Afganistán. “No teníamos la posibilidad de expresarnos. Ahora podemos elegir a nuestros representantes, 16 de las provincias y otros 16 de organizaciones sociales”, señala Sattar.

Solidaridad, también después de 2012

También el anuncio de Alemania y de los Estados miembros de la OTAN de retirar sus

Min. aleman de Exteriores, Guido Westerwelle y su homólogo afgano, Salmai Rassul.

Min. aleman de Exteriores, Guido Westerwelle y su homólogo afgano, Salmai Rassul.

tropas de Afganistán hasta el año 2014 fue tema durante el foro. Por un lado, los delegados consideran al retiro de tropas como una oportunidad para lograr mayor soberanía. Pero, por el otro, muchos afganos está preocupados, ya que temen que de ese modo se les entregue el territorio a los talibanes y a los señores de la guerra.

Es por eso que el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, del Partido Demócrata Liberal (FDP), trata de aplacar los temores de los delegados afganos. “Les garantizamos”, dijo Westerwelle, “que no dejaremos solo a Afganistán, tampoco después del 2014. De ninguna manera cerraremos los ojos y nos despediremos, sino que también les aseguramos nuestra solidaridad una vez pasada la etapa de transición”, dijo el ministro alemán de Exteriores.

La pobreza favorece la radicalización

Varios de los delegados son escépticos acerca de la velocidad del proceso de transición. “A partir del año que viene, en 2012, faltan dos años hasta el 2014, y no creo que Afganistán logre estabilizarse en tan poco tiempo. Es por eso que la comunidad debe continuar con su ayuda”, dice Azizeh Khairandaish, activista de derechos humanos y delegada de la provincia de Herat.

Bariala Omarzai, representante de la sociedad civil de Kabul, se refirió a la relación entre la falta de perspectivas y una posible radicalización de la sociedad: “Es un hecho que la pobreza favorece la radicalización”, subrayó Omarzai. Y agregó que “impulsada por la pobreza y el desempleo, la gente joven se une a los talibanes para luchar contra el Gobierno.”

La sociedad afgana es más amplia y diversa que este foro, formado por 34 delegados oficiales, señaló Sayed Mahmud, de Kabul, que no fue elegido para formar parte de él. “Nuestra agrupación está en contra de la Conferencia sobre Afganistán en Bonn, porque no invitó a los demócratas que realmente quieren reconstruir el país”, dijo Mahmud.

Derechos de la mujer: aún hay mucho por hacer en Afganistán.

Derechos de la mujer: aún hay mucho por hacer en Afganistán.


Falta de transparencia en adjudicación de ayuda

Muchos de los oradores del foro se quejaron, sobre todo, de dos problemas: la falta de transparencia en la adjudicación de proyectos de ayuda a Afganistán, lo cual fortalece la corrupción en lugar de combatirla. También las leyes actuales para la protección de la mujer, dijo una de las delegadas, se ven afectadas. “El soborno está a la orden del día en Afganistán”, dijo Azizeh Khairandaish. Y añadió que, “como las mujeres casi nunca disponen de dinero, llevan las de perder, y no sólo ante el tribunal.” Por eso, la propuesta respecto de convertir el grupo de los 34 delegados en una instancia que trabaje para lograr una mayor transparencia en la utilización de los fondos de ayuda fue recibida con beneplácito.

Michael Steiner, el encargado de Afganistán del Gobierno alemán, que ya había abandonado el podio, espera que la reunión de ministros de Exteriores de este lunes, 5 de diciembre de 2011, sea, ante todo, una muestra de solidaridad. El experto en Afganistán Thomas Ruttig, sin embargo, se encargó de bajar un poco las expectativas: “Pienso que los huéspedes afganos de la Conferencia se han comportado con demasiada amabilidad, y que deberían haber presentado sus demandas más decididamente. Pero si se observa con atención, se nota que aquí todo se pondera de manera distinta.”

Dos de los 34 delegados del foro forman parte de la mesa redonda de ministros del Exterior y presentan sus temas durante tres minutos. En forma paralela al Foro de la Sociedad Civil Afgana, miembros del Movimiento alemán por la Paz manifiestan hoy también en Bonn por un retiro inmediato de tropas de la Bundeswehr y de la OTAN de Afganistán.

Autores: Martin Gerner y Waslat Hasrat-Nazimi/ Cristina Papaleo
Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda