La singular gira de la DSO por Sudamérica | Música | DW | 26.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

La singular gira de la DSO por Sudamérica

La Orquesta Sinfónica Alemana de Berlín (DSO) sale nuevamente de gira. La emblemática formación dará cuatro conciertos en Brasil y dos en Argentina. Las citas serán en escenarios singulares para públicos muy especiales.

Detalle del Auditorio Ibirapuera

Detalle del Auditorio Ibirapuera

La orquesta berlinesa está acostumbrada a dar conciertos en otros países y en esta ocasión sale de la mano de uno de los siete directores que, a lo largo de su historia, se han encargado de conducir sus pasos: el islandés de origen ruso Vladimir Ashkenazi.

Diez años, entre 1989 y 1999, estuvo Ashkenazi al frente de la DSO, orquesta a la que suele volver como invitado y que ahora le ha encargado liderar el viaje por Sudamérica.  Argentina y Brasil acogerán esta gira, que podría calificarse de singular por el distinto carácter de los conciertos y  lo espectacular de varios de los escenarios.  

En Brasil: niños, jóvenes….y público tradicional

Hay expectación en Brasil por escuchar a la formación alemana 14 años después de su última visita al país. De muy diversa índole serán sus cuatro actuaciones en la ciudad de São Paulo. La DSO persigue en los últimos años hacer llegar la música clásica a un público amplio y desarrolla diversos proyectos pedagógicos, tanto en la capital alemana como en otros lugares del mundo, para que los jóvenes se familiaricen con la música.

Detalle del Auditorio Ibirapuera, ideado por el arquitecto Oscar Niemeyer

Detalle del Auditorio Ibirapuera, ideado por el arquitecto Oscar Niemeyer

En esa línea se enmarcan los dos primeros conciertos brasileños, que tendrán carácter gratuito y contarán con un escenario espectacular: el Auditorio Ibirapuera, situado en el parque homónimo ideado por el arquitecto Oscar Niemeyer.

El edificio, concebido en blanco y rojo, de una personalísima simplicidad, acogerá el sábado 12 de mayo un concierto para niños, con la suite del ballet Cascanueces, de Chaikovski. La institución organizadora, el Mozarteum brasileño, tiene entre sus prioridades acercar la música a los más pequeños. De esta manera, se entrelazan los objetivos de ambas instituciones. 

Al aire libre

El domingo 13, la cita será en la platea exterior del Auditorio, al aire libre. El variado programa incluirá la Obertura para el Príncipe Igor, de Alexander Borodin, el poema sinfónico Don Juan, de Richard Strauss, la “Marcha húngara” de La condenación de Fausto, de Berlioz y, de nuevo, la suite del ballet El cascanueces.  Música brillante y de gran dificultad técnica, sobre todo la de Strauss, para hacer las delicias de un público heterogéneo.

Al final del concierto, tendrá lugar una actuación muy especial: jóvenes músicos de la Joven Orquesta Sinfónica del Estado de São Paulo se unirán en el escenario con los avezados profesionales de la DSO para tocar todos juntos. Una ocasión muy especial para los aspirantes a ocupar el atril de una gran orquesta en el futuro. 

De carácter tradicional son las otras dos citas de la DSO en São Paulo. Tendrán lugar en el histórico y hermosísimo Teatro Municipal, erigido a principios de siglo XX al socaire de la floreciente industria del café. En programa, obras de Beethoven, Shostakovich, Mahler y Strauss.

Evocar la historia

Los dos últimos conciertos brasileños tendrán su réplica en Argentina el 17 y el 18 de mayo en las ciudades de Rosario y Buenos Aires, respectivamente. En Rosario, el escenario del Teatro El Círculo albergará los atriles de la formación alemana.

En Buenos Aires, la DSO actuará en el mítico Teatro Colón

En Buenos Aires, la DSO actuará en el mítico Teatro Colón

La institución, inaugurada en 1904 como Teatro La Ópera, cuenta con detalles arquitectónicos de una gran belleza, como su hermosa cúpula y el elegante foyer. Como curiosidad, un magnífico telón pintado presidiendo una de sus salas, réplica del existente en el Teatro Regio de Parma. La Pastoral de Beethoven y la Décima de Shostakovich son las obras programadas.

En Buenos Aires, la DSO actuará sobre un escenario mítico, el Teatro Colón. La lista de figuras de primer orden que ha pasado por allí es interminable. En programa, Don Juan, de Richard Strauss y la Quinta Sinfonía, de Gustav Mahler. Sin ir más lejos, la orquesta alemana puede recrear el concierto que allá en 1923 el propio Richard Strauss dirigiera en la misma sala, donde se escuchó por primera vez en Argentina la Titán, de Mahler. Sin duda, una ocasión única para evocar la historia.

Autora: María Santacecilia
Editor: Enrique López