1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“La sátira es un derecho humano”

Tras el atentado al semanario Charlie Hebdo, en París, Tim Wolff, redactor jefe de la revista satírica alemana “Titanic”, dice que no ve peligro para sus empleados, y, como respuesta, propone reaccionar con más sátira.

Redactor jefe de la revista satírica alemana Titanic, Tim Wolff.

Redactor jefe de la revista satírica alemana "Titanic", Tim Wolff.

Deutsche Welle: El semanario satírico francés Charlie Hebdo es crítico del islamismo. En el pasado publicó varias caricaturas de Mahoma. En el atentado, que tuvo un saldo de varios muertos, los terroristas gritaron, supuestamente, “Hemos vengado al profeta Mahoma”. Como director de una revista satírica, ¿tiene miedo por lo que pueda pasarle a sus empleados?

Tim Wolff: Hasta ahora no tengo miedo, y me cuidaría mucho de afirmar que los autores del atentado son musulmanes. Por supuesto que es comprensible tal especulación, pero por ahora no la comparto. Ahora, si se confirmase que fueron musulmanes, nosotros, exceptuando algunas bromas duras, tenemos la experiencia de que los musulmanes alemanes toleran muy bien la sátira.

¿Es decir, que en su redacción no se reforzaron las medidas de seguridad, y que no lo considera necesario?

No. No hay amenazas concretas, y por eso no se aumentaron las medidas de seguridad.

¿Conocen sus empleados la revista Charlie Hebdo? ¿Están en contacto ambas publicaciones?

No, no conozco personalmente a ninguno de los que trabajan allí, pero claro que conocemos su trabajo y nos sentimos unidos a Charlie Hebdo.

¿Con qué frecuencia ha publicado artículos criticando al islamismo en su revista?

Depende de la ocasión. En los últimos tiempos, naturalmente, publicamos muchos artículos sobre la organización Estado Islámico y similares grupos terroristas, y con seguridad lo haremos sobre este atentado en nuestro próximo número, de acuerdo con la información concreta con la que se cuente. Porque una cosa es clara: el que dispara contra los que hacen sátira hace que el hecho sea aún más relevante para la sátira.

¿Hay más reacciones cuando se critica al islam que cuando se tratan otros asuntos?

Según nuestra experiencia, no. Se puede provocar mucho más fácilmente la ira de los cristianos o de los fans de Michael Schumacher.

Si el atentado contra Charlie Hebdo tuviese un trasfondo islamista, ¿tocaría en las ediciones de “Titanic” más o menos temas críticos del islamismo?

Como dije antes, un atentado como este hace que el tema cobre más relevancia para la sátira. Es decir que nos tenemos que ocupar del tema y, como es obvio, será tema para la crítica satírica, y eso es lo que haremos en nuestra redacción.

¿Eso quiere decir que no evitará tocar el tema ni será más cuidadoso al respecto, sino que seguirá como si dijera: “ahora, más que nunca”?

Sí. Claro que cuando uno escucha lo que pasó en París tiene miedo en lo personal, como cualquiera, pero como periodista que usa la sátira como herramienta, se debe tener en claro que la sátira es un derecho humano, un derecho fundamental, y todas las personas tienen derecho a que se les tome el pelo. Y eso no se tiene que terminar solo porque haya algunos idiotas que andan disparando por ahí.