La revolución egipcia pende de un hilo | Política | DW | 24.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La revolución egipcia pende de un hilo

Mientras en Egipto el ejército pide perdón por actuar contra los manifestantes y descarta postergar las elecciones, en Siria prosigue la represión. Sobre ambos casos habló el ministro de RR.EE. alemán con la emisora SWR.

default

Manifestantes egipcios, resueltos a defender su revolución.

Ud. advirtió en el Bundestag que la revolución egipcia pende de un hilo. ¿Cuán cerca está Egipto de una dictadura militar?

Guido Westerwelle: Trabajamos porque el proceso de transformación que se inició con la revolución continúe en dirección a la democracia. Eso significa que ejerecemos influencia sobre todas las autoridades de Egipto para que creen un marco de condiciones pacífico, de modo que las elecciones no sólo pueden celebrarse en un ambiente de paz, sino que sean realmente libres.

Retomando su imagen, ¿qué podría hacer que ese hilo del que pende la revolución egipcia se cortara?

La violencia es lo más peligroso en la situación de Egipto. Por eso, lo primero es ahora que se restrablezca un marco de condiciones pacífico. Porque si las elecciones que se iniciarán ahora –y que se llevarán acabo en tres etapas- no se desarrollan en un ambiente de paz, no serán realmente libres. En tal caso se distorsionaría la voluntad del electorado. Entonces aumentará el descontento, y eso es justamente lo que hay que evitar.

Protestas en El Cairo contra el Consejo Militar.

Protestas en El Cairo contra el Consejo Militar.

En El Cairo, los manifestantes demandan que el consejo militar se retire. Y los expertos sostienen que eso también podría conducir al caos. Un país sin presidente, sin un gobierno operativo, sin un parlamento fuerte, sin una Constitución. ¿Cuánta paciencia se puede pedir, realistamente, a los manifestantes?

Creo que ese es un asunto del dialogo en el propio Egipto. (...) Puedo comprender los anhelos de los manifestantes, porque se ha iniciado la revolución, no sólo contra el presidente Mubarak, a quien se quería derrocar; en Egipto era palpable que también se trataba de una revolución en pro de la democracia, de un nuevo comienzo, de más pluralismo y también de encaminarse hacia mayores oportunidades de bienestar. Para nosotros, los europeos, también será una tarea central respaldar al pueblo egipcio para que emprenda una mejor senda económica. Porque, si mejoran las condiciones de vida, las oportunidades y la situación de las familias, esa sería el mejor espaldarazo para el despertar democrático.

En El Cairo se reunieron también los ministros de Relaciones Exteriores de la Liga Árabe, pero no para hablar en primera línea de Egipto, sino de nuevas sanciones contra Siria, donde la situación es más dramáica y sangrienta. También aumenta la inquietud en la Unión Europea, crece la corriente de refugiados sirios hacia los países vecinos y Francia aboga por crear un corredor humanitario en Siria. ¿Respalda Ud. esa idea?

Guido Westerwelle, ministro alemán de Relaciones Exteriores, en la ONU (26.09.11)

Guido Westerwelle, ministro alemán de Relaciones Exteriores, en la ONU (26.09.11)

La protección de la población civil siria es un asunto muy importante para toda la comunidad internacional. Ese es también el motivo fundamental por el que trabajamos, a nivel internacional, en tres vías. En primer lugar, dentro de la Unión Europea, ya hemos resuelto nueve rondas de sanciones, entre ellas un embargo de armas y bloqueos de capitales. En las Naciones Unidas, trabajamos por una resolución del Consejo de Seguridad, y el hecho de que la tercera comisión de la Asamblea General de la ONU haya emitido una clara condena de la violencia en Siria es un avance significativo. Así, la comunidad internacional, incluida la Liga Árabe, se reafirma en la clara voluntad de no permitir tampoco las represiones de Assad. En tercer lugar está, naturalmente, la oposición siria. Es decir, tenemos que velar también porque allí las fuerzas pacíficas y democráticas se aglutinen y puedan organizar una oposición. Eso está en primer plano.

¿Quién podría resguardar militarmente un corredor humanitario?

No se discuten opciones militares en Siria. Así lo ha declarado continuamente la comunidad internacional, incluyendo a Francia. En eso estamos de acuerdo. De lo que se trata es de proteger a la población civil; no se puede discutir sobre opciones militares de partida porque el entorno regional las rechaza claramente.

Pero ¿cómo se puede proteger a la población civil sin hacerlo militarmente? ¿Mediante una zona de exclusión aérea?

Campamento de refugiados sirios en Turquía.

Campamento de refugiados sirios en Turquía.

No. Por ejemplo, se puede hacer trabajando en estrecha colaboración con Turquía. Turquía ya ha hecho mucho, brindando protección a gente que sufría la represión. Esos son temas de los que nos estamos ocupando, al igual que de cómo podemos ejercer influencia sobre el régimen de Assad por las tres vías que ya mencioné. Porque una cosa es clara: el presidente Assad ha optado por una política de represión, una política de avasallamiento de su propio pueblo. El pueblo ya no aceptará eso en Siria y, por eso, creo que que llegará a su fin.

Autor: Rudolf Geissler (SWR) /Emilia Rojas

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda