1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La reina Beatriz de Holanda se despidió de su pueblo

En vísperas de su abdicación, este 30 de abril, la reina Beatriz se despidió con un discurso televisado en el que dijo que su hijo Guillermo Alejandro está preparado "en todos los aspectos" para su futura tarea como rey.

Cena de despedida de la reina Beatriz de Hollanda en el Museo Nacional Rijksmuseum, en Ámsterdam.

Cena de despedida de la reina Beatriz de Hollanda en el Museo Nacional "Rijksmuseum", en Ámsterdam.

Beatriz destacó en su última alocución como reina el "papel especial" que ha desempeñado en los últimos años la esposa de Guillermo Alejandro y futura reina de los Países Bajos, la argentina Máxima Zorreguieta, a quien calificó como una persona "encantadora".

"Máxima ha sido una bendición para la Casa Real", subrayó al referirse a su nuera la reina Beatriz, de 75 años, quien ha gobernado los Países Bajos durante los últimos 33 años. En la parte más emotiva de su discurso, la reina rindió tributo a su esposo, el príncipe Claus, de origen alemán y fallecido en 2006.

Claus "significó muchísimo para mí y quizá la historia demuestre que fue mi mejor elección", afirmó la reina sobre quien fuera hasta su muerte el miembro más querido de la Casa Real holandesa.

El papel de la monarquía, según la Reina

Curiosamente y lo que muchos holandeses dijeron después haber echado de menos en el discurso de despedida de la reina, es que no hiciera ninguna referencia a su hijo mediano Friso, de 44 años, quien se encuentra en coma desde que fue sepultado por una avalancha de nieve cuando practicaba esquí en Austria en febrero del año pasado.

La monarca dio las gracias a la "confianza" y el "cariño" que los holandeses le han mostrado durante su reinado y afirmó que para ella ha sido un "privilegio" haber podido ser su reina. Beatriz resaltó el importante papel que a su juicio desempeña la Casa Real holandesa para "contribuir al respeto por la democracia, la transparencia, la tolerancia y la integración de todos los sectores de la población con sus diferentes formas de vida y cultura".

El discurso fue transmitido cuando la reina estaba agasajando a los invitados extranjeros a la ceremonia de investidura del rey Guillermo Alejandro con una cena en el Rijksmuseum de Ámsterdam, la famosa pinacoteca holandesa que hace poco reabrió sus puertas después de varios años de trabajos de remodelación y modernización.

La cena de despedida se llevó a cabo en la imponente Sala Rembrandt del museo, con la monarca sentada frente al lienzo "La ronda nocturna", obra maestra del pintor holandés del siglo XVI.

JOV (dpa, Reuters)