1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

“La quiebra será inevitable“

El director del instituto de estudios económicos Ifo, Hans Werner Sinn, aboga en conversación con DW por un “grexit”, ofreciéndole a Grecia la opción de reintegrarse más adelante a la zona euro.

DW: Sr. Sinn, Ud., como economista conservador, está a favor de una condonación de deudas para Grecia. El primer ministro griego, izquierdista, plantea lo mismo. En el fondo, no discrepan mucho en cuanto a la solución de la crisis, ¿no es cierto?

Hans-Werner Sinn: Cierto. Pero el asunto es si un recorte de deuda sería suficiente o no. En mi opinión, por lo pronto, Grecia debe volver a ser competitiva. Y solo podrá lograrlo con una devaluación. Debido a la burbuja crediticia inflacionaria, ocasionada en su día por el euro, el país simplemente se ha vuelto demasiado caro. Ahora los precios deben bajar a un nivel soportable. Eso difícilmente pueda suceder con el euro, ya que la gente se ha endeudado y debe cumplir con el servicio de la deuda. Si ahora se reducen los precios y salarios a la mitad, ya no podrá hacerlo. En consecuencia, una solución aceptable desde el punto de vista social sería la devaluación. En es caso, habría que cambiar todos los contratos crediticios a la nueva moneda.

A fin de cuentas, eso significaría el “grexit”…

En última instancia sí. La quiebra apenas podrá evitarse. No es bueno, porque habrá turbulencias en la banca griega. Pero no podemos seriamente seguir enviando dinero a Grecia y financiando su estándar de vida. Cuando la comunidad de Estados se harte, la quiebra será inevitable. Y cuando esta haya tenido lugar, tampoco podrá evitarse un recorte de deuda a favor de Grecia. La esencia de la quiebra es que el deudor, en este caso Grecia, se libere de las deudas. En un próximo paso tendrá que producirse la devaluación. Solo así se podrá lograr un nuevo comienzo.

Para el primer ministro Tsipras, el “grexit” significaría “el comienzo del fin del euro”. ¿Qué opina del temor a que los especuladores solo estén esperando que el primer país se retire de la eurozona?

Hans-Werner Sinn, jefe del instituto Ifo, de Múnich.

Hans-Werner Sinn, jefe del instituto Ifo, de Múnich.

No quiero negar que esos riesgos existan. Pero el riesgo es mucho mayor si el país permanece en la eurozona. Imagínese el efecto de contagio que se produciría si seguimos financiando permanentemente a Grecia. Entonces tendríamos que hacerlo también con los otros países en apuros. Es un pozo sin fondo. Considero que el peligro de la desestabilización de todo el sector estatal en Europa sería mucho mayor si se sigue con la política actual. En comparación, una crisis financiera sería poca cosa.

¿Le parece poca cosa una crisis financiera?

No quiero decir que la crisis financiara no podría ser un problema. Por el momento, los mercados de capitales están increíblemente tranquilos. Los inversionistas tienen miedo de que Grecia quiebre, pero no temen que lo mismo ocurra en otros países. En realidad, los inversionistas ya se han retirado de Grecia. Ellos no se verían afectados.

Hay una retórica que denota bastante desconfianza hacia los griegos. ¿No cree que de esa forma se esté empujando a Grecia a los brazos de Rusia?

No veo por qué. A fin de cuentas, el país todavía es miembro de la Unión Europea y de la OTAN. Además, se debería ofrecer a Grecia la opción de retornar a la eurozona. Ese sería un aliciente mucho mayor para emprender reformas y adaptarse a lo que es necesario hacer.

DW recomienda