1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La popularidad de Dilma Rousseff cae en picado

La Justicia de Brasil aceptó la denuncia contra el tesorero del PT, Joao Vaccari, por corrupción. Los resultados de un sondeo publicados hoy revelan que la popularidad de la presidenta está bajo mínimos.

Un sondeo del Instituto MDA, divulgado hoy (23.03.2015) en Brasilia, revela que el índice de aprobación del Gobierno brasileño de Dilma Rousseff cayó en marzo al 10,8 por ciento. Según la encuesta, el 19,2 por ciento consideró como "malo" el desempeño del actual Gobierno, mientras que el 45,6 por ciento lo tildó de "pésimo", lo que supone un índice de rechazo del 64,8 por ciento, el más elevado desde septiembre de 1999, durante la presidencia del socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso.

El desempeño personal de Rousseff en la presidencia, por otra parte, es rechazado por el 77,7 por ciento de los entrevistados, según la investigación de MDA, que entrevistó a 2.002 personas en 13 ciudades brasileñas entre el 16 y el 19 de marzo pasados. Los datos de la encuesta confirman el fuerte desgaste de la imagen de Rousseff, quien inició en enero su segundo mandato, conquistado en las urnas en octubre pasado.

El sondeo anterior de MDA, divulgado en septiembre de 2014, revelaba que el Gobierno de Rousseff estaba considerado como "bueno" o "excelente" por el 41,5 por ciento de los brasileños, mientras que el 23,5 por ciento lo calificaba de "malo" o "pésimo". En aquel entonces, el desempeño personal de Rousseff en la Presidencia era aprobado por el 55,6 por ciento de los consultados y era rechazado por solo el 40,1 por ciento.

El escándalo Petrobras

Según los analistas, las principales causas de la pérdida de apoyo popular de la mandataria son el estancamiento económico de Brasil, la subida de la inflación y el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras. En ese sentido, la imputación hoy del tesorero del Partido de los Trabajadores (PT), Joao Vaccari, por la Justicia brasileña por su supuesta implicación en el escándalo de corrupción de Petrobras, aumenta la presión sobre la presidenta Dilma Rousseff.

El juez federal Sergio Moro, de Curitiba, en el sureño estado de Paraná, aceptó el pedido de la Fiscalía para investigar a Vaccari y a otras 26 personas, entre ellas exdirectivos de la compañía acusados de recibir coimas de empresas a cambio de ventajas dentro de la petrolera estatal. Los 27 acusados, en este caso, están imputados por corrupción, lavado de dinero y asociación ilícita. Según la Fiscalía, Vaccari tenía contactos con directores de Petrobras, con quienes negociaba comisiones provenientes de los contratos, cuyos precios se inflaban, y recibía el dinero "disfrazado" en forma de donaciones legales para la campaña de su partido.

MS (dpa/efe)