1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

“La policía no podía prever la situación”

La policía de Colonia está en el punto de mira tras los dramáticos acontecimientos de la Nochevieja. Erich Rettinghaus, del Sindicato de Policía, habla con DW sobre los acontecimientos aquella noche.

En Nochevieja unas 1000 personas se concentraron alrededor de la estación de Colonia, algunos agresivos y violentos que acosaron sexualmente y robaron a mujeres. ¿Cómo fue la intervención de la policía?

Rettinghaus: Siempre hay un momento de miedo. Es necesario tenerlo para poder reaccionar con precaución, pero los policías tienen buena preparación. Tenían cierta sensación de que algo estaba mal. Hasta ahora nunca nos habíamos enfrentado a actos como estos, con tanta gente en grupo y tanta brutalidad. Todos estábamos más que sorprendidos, sobre todo porque no éramos muchos.

¿Había visto alguna vez acoso sexual de tales dimensiones?

Unidades policiales ante la estación de Colonia.

Unidades policiales ante la estación de Colonia.

En casos aislados sí, pero no de esta forma. Desgraciadamente, en las grandes ciudades muchas veces va en conexión con robos. Para nosotros, será decisivo averiguar como se llegó a convocar a tantas personas para cometer esos delitos y sacudir prácticamente a nuestro Estado de derecho.

¿Cómo está recibiendo la policía las acusaciones de haber tenido poco personal y no haber impedido los hechos?

Para la policía, era imposible prever esta situación. Si hubiese habido un mínimo indicio, se habría podido enviar más efectivos. Estábamos con las unidades acostumbradas para una Nochevieja normal. Además, hay que añadir que tardamos en identificar la situación y hubo una sucesión en cadena de excesos y sucesos. Los colegas tuvieron una intervención muy difícil. Para nosotros, lo primero es dominar la situación y garantizar la supervivencia de vidas humanas. Después es cuando llega el momento de la perseguir a los delincuentes. Puedo asegurar que todos los colegas que intervinieron están enfadados por no haber tomado más datos personales debido a que no contaban con unidades suficientes. Pero primero había que proteger vidas, incluso las suyas propias.

¿Cómo es posible que el primer informe policial haya dicho que la noche fue pacífica?

Esa declaración es insostenible. Las denuncias tardaron en llegar, pero hubo signos que ya se conocieron esa noche. Puede que haya sido un fallo de comunicación, pero si al final se descubre que se ocultó algo, o que se silenciaron algunas nacionalidades por precaución y corrección política, sería una mentira de cara a la opinión pública. Si llega a descubrirse probablemente habrá consecuencias personales.

¿Qué consecuencias pide el sindicato de la policía?

Desde hace años estamos diciendo que, para cumplir con nuestra labor y atrapar a los delincuentes, necesitamos más videovigilancia como herramienta de trabajo. En Alemania siempre tiene que ocurrir algo para que los políticos reaccionen. Además, se necesita un buen equipamiento de seguridad y seguramente más agentes.

¿Cómo se ve desde el punto de vista del sindicato el comportamiento de los tribunales en tales casos?

Hoy hubo una vista en Colonia contra los autores que fueron detenidos por robos hace unos días. Está probado que también estuvieron allí en Nochevieja. Se les ha condenando a una semana de arresto juvenil y han salido pavoneándose. No queremos reprender a los jueces, pero como policía nos gustaría que se utilizasen las medidas disponibles de condena y de privación de libertad.

Erich Rettinghaus es presidente de Renania del Norte -Westfalia de Sindicato de la Policía alemana.

DW recomienda