1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La Policía húngara utiliza gas lacrimógeno contra refugiados

La Policía húngara empleó gas lacrimógeno en la frontera con Serbia contra unos 150 refugiados que querían marchar hacia la capital del país, Budapest. Una periodista húngara que hizo caer a un refugiado fue despedida.

Los refugiados llegaron a última hora del martes a pie desde Serbia y se pusieron en marcha hacia Budapest, informó la agencia de noticias húngara MTI, citando a la Policía. Las fuerzas policiales pudieron convencer a una parte de ellos, sobre todo a familias con niños, para ser trasladados con autobuses al centro de primera acogida de Röszke. Pero el resto, sobre todo hombres jóvenes, se negaron a ello, con lemas como "No Camp" y "Budapest, Budapest".

Los agentes utilizaron gas lacrimógeno después de que algunos refugiados les lanzaran objetos, explicó dicha fuerza, según la cual no se registraron heridos. Mientras tanto, 22 organizaciones de la sociedad civil húngara llamaron en un comunicado conjunto al gobierno a respetar los derechos humanos en relación a la crisis de refugiados.

Organismos de DD. HH. reclaman no criminalizar

En lugar de criminalizar a los refugiados, estos tienen que ser acogidos según los estándares básicos del humanitarismo, reclamaron organismos como el Comité Helsinki para los derechos humanos o Greenpeace. Si bien el sistema de asilo de la UE se encuentra en una grave crisis que Hungría no puede solucionar sola, eso no exime al gobierno de la obligación de ayudar a los refugiados en su sufrimiento.

"La crisis que comenzó en las calles y plazas de Budapest ha llegado ahora a la localidad fronteriza de Röszke, bien por incapacidad o por falta de actuación consciente", advierten. "La situación de Röszke tiene que resolverla el Estado, junto con las organizaciones internacionales", afirman, y no sólo los grupos civiles y voluntarios.

Despiden a periodista húngara por hacer zancadilla a refugiado

Un padre cae con su hijo al suelo luego de que la camarógrafa Petra László le hiciera una zancadilla.

Un padre cae con su hijo al suelo luego de que la camarógrafa Petra László le hiciera una zancadilla.

La emisora privada húngara N1 ha despedido a una periodista que pateó y puso la zancadilla a refugiados que huían del punto de reunión de Röszke, junto a la frontera con Serbia, informó hoy el portal "origo". Petra László, reportera de la televisión N1, cercana al partido de extrema derecha Jobbik, trató así de parar ayer a un padre que llevaba a su hijo en brazos, cuando un grupo de refugiados huía del punto de reunión después de haber pasado allí la noche en condiciones precarias.

La reportera filmaba los acontecimientos con una cámara de vídeo, pero le puso una zancadilla a un refugiado para que no pudiera huir. Las imágenes de la reportera se difundieron en internet rápidamente y un partido opositor anunció acciones legales contra ella. La Coalición Democrática del ex primer ministro socialdemócrata Ferenc Gyurcsány anunció en un comunicado que el partido "denunciará a la reportera por agredir a refugiados".

CP (dpa, efe)