1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La policía evita nuevos enfrentamientos con los neonazis en Heidenau

El alberge de refugiados que fue atacado el fin de semana pasado pudo celebrar la fiesta de bienvenida con la que asociaciones de izquierda de la localidad quisieron recibir a sus nuevos vecinos.

"No puede haber ni un centímetro en esta República en donde los radicales de la derecha decidan por donde ir", afirmó Cem Özdemir, presidente del partido de Los Verdes, en la fiesta de bienvenida en donde se le pudo ver repartiendo limonada. La fiesta, organizada por asociaciones de izquierda, reunió ayer viernes (28.08.2015) a varios centenares de personas, que celebraron una barbacoa y desplegaron un castillo hinchable para los niños.

Al anochecer, la policía tuvo que acordonar la zona ante la concentración de casi dos centenares de ultraderechistas en actitud beligerante y blandiendo botellas vacías. Les fotografió e identificó. Y finalmente les pidió que abandonaran la zona. No hubo detenidos ni enfrentamientos. "Nadie cometió ningún delito", explicó esta mañana un portavoz policial.

Sachsen Heidenau Straßenfest für Flüchtlinge

Imagen de la fiesta de bienvenida a los refugiados organizada ayer en Heidenau.

Temores de enfrentamientos

"Las fuerzas de seguridad disponibles no están en posición de hacer frente a la situación", había explicado en un comunicado la administración del distrito de Bautzen, al que pertenece Heidenau, el jueves por la tarde, después de que los organizados anunciaran la fiesta de bienvenida. Así que el viernes las autoridades anunciaron una suspensión temporal del derecho de reunión, cuestionada por los tribunales de justicia.

Finalmente se mantuvo la prohibición de reuniones, que debía regir hasta el lunes, con la excepción de la fiesta de bienvenida a los refugiados. Finalmente, el Tribunal Constitucional ha revocado la orden, al considerar que el "estado de emergencia policial" no estaba suficientemente demostrado, según explicó su portavoz.

Como había explicado el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel: "Entiendo que no se permita a los nazis actuar", pero no que no se permita reunirse a ciudadanos pacíficos que defienden los valores democráticos. "No hay razón alguna para tratar a los dos grupos por igual", porque "unos son parte de los violentos y criminales y los otros son personas con coraje civil". Y agregó: "El Estado no debe retroceder".

LGC (dpa / EFE)