1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La Policía alemana se prepara contra el terrorismo

Tras los atentados de París, el gobierno alemán no reaccionó con leyes de emergencia. En lugar de eso, se centra en mejorar la cooperación entre la Policía y los servicios secretos. Pero aún queda mucho por hacer.

Además de ocuparse de sus tareas habituales, la Policía alemana se ve ante una tarea de suma relevancia: la prevención de atentados terroristas. Desde los atentados de París, el 13 de noviembre de 2015, esa fuerza se enfoca especialmente en detectar a terroristas potenciales que podrían estar listos para perpetrar más ataques. Según Holger Münch, presidente de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), el número de “terroristas potenciales” ha aumentado en los últimos tiempos a causa del fortalecimiento de la organización terrorista autodenominada Estado Islámico (EI). “Los que regresan de Siria en condiciones de realizar un ataque terrorista con cada vez más. Y detectarlos para evitar que los lleven a cabo esa es una tarea enorme, sin duda”, explicó Münch a Deutsche Welle.

La Policía y los servicios trabajan en conjunto

Pero para el presidente de la BKA eso no significa que la Policía no pueda cumplir con sus tareas al respecto, ya que tampoco a los terroristas potenciales se los puede mantener vigilados las 24 horas, a no ser que se confirme que están por poner en práctica sus planes. En vista de que en Alemania hay más de 40 diferentes organismos de seguridad, el trabajo conjunto y el intercambio de información es decisivo para frenar los atentados.

El “Centro Conjunto de Defensa contra el Terrorismo”, en Berlín, se ocupa de reunir a la Policía y a los servicios secretos en jornadas de trabajo “verdaderamente intensivas”, como apuntó un portavoz del Ministerio del Interior de Alemania en entrevista con DW. “Hay un número muy alto de indicios”, es decir, que esos organismos reciben cantidad de datos sobre posibles ataques terroristas en Alemania.

Comando especial GSG 9.

Comando especial GSG 9.

Sensación de inseguridad en Alemania

Desde el punto de vista de muchos alemanes, en Alemania han cambiado algunas cosas desde los atentados de París. Sobre todo, la vigilancia en aeropuertos, estaciones de ferrocarril y estadios de fútbol, donde ahora se hacen presentes más policías con ametralladoras, cuando antes solo portaban el revólver de servicio en su cinturón. Pero aquí no hay “alarmas terroristas” en diferentes niveles –verde, amarilla o naranja- como en EE. UU., ya que las autoridades creen que eso crearía un clima de miedo entre los ciudadanos. Pero la presencia de agentes del orden con armas automáticas indica claramente que parten de una grave amenaza.

A pesar de eso, la Policía alemana no lleva puestos chalecos de seguridad ni usa kalashnikovs, y sus automóviles no están blindados, por lo cual no estarían en condiciones de enfrentarse a los terroristas en una lucha callejera. Sin embargo, las unidades policiales en los estados federados sí cuentan con algunos comandos especiales de asalto con armas pesadas, y la Policía Federal tiene a disposición una “tropa de protección de fronteras” (GSG 9) contra atentados terroristas y tomas de rehenes. Pero si se produjeran varios atentados en diferentes lugares, no podrían estar en todos al mismo tiempo, por lo cual la Federación quiere ahora reequiparlos con mejor armamento que el que usa comúnmente la Policía. Ya este mes, la primer tropa anti-terrorismo podría estar estacionada en Berlín, informó el Ministerio del Interior.