1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La policía alemana aborta un inminente ataque terrorista

Cerró y acordonó el centro comercial Limbecker Platz de Essen, el más grande de Alemania, tras conocer que se planeaba un atentado. Hay de momento dos detenidos.

"Había indicios concretos de que se iba a producir un ataque en este centro comercial durante esta jornada", declaró un portavoz policial a la agencia alemana dpa. La Policía se mostraba así convencida de haber evitado este sábado (11.03.2017) un atentado terrorista al ordenar el cierre a primera hora de la mañana de un centro comercial en la ciudad de Essen, en el centro-oeste del país, después de haber recibido una amenaza.

Las fuerzas de seguridad desconocen por el momento cuáles eran los planes concretos de los terroristas pero la información de la que disponen les hace sospechar de que podría tratarse de un atentado con trasfondo islamista. Dos hombres de la zona fueron interrogados, presuntamente relacionados con el incidente, por las fuerzas de seguridad, que también registraron sus viviendas. No obstante, la Policía evitó referirse a ellos como sospechosos.

El primer arresto se produjo en la vecina Oberhausen a las 13.30 hora local (12.30 GMT), en el domicilio del sospechoso, que fue registrado por las fuerzas de seguridad, según informó la Policía del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia en varios comunicados a lo largo del día. Cuarenta minutos después se detuvo en un cibercafé también de Oberhausen a otro varón que podría asimismo estar relacionado con esos presuntos planes terroristas, y posteriormente se registró su vivienda.

Llamada desde Siria

La prensa local, sin embargo, como el diario Bild o la cadena pública WDR, informan citando a fuentes de seguridad de que un simpatizante de Estado Islámico nacido en Alemania se comunicó desde Siria con varias personas en la región de Essen para dar la orden del ataque. El diario apunta en su edición digital que el plan para atentar era un ataque combinado con varios terroristas suicidas pertrechados con bombas.

Con el apoyo de agentes de la región, las autoridades de Essen acordonaron el edificio en el que cada sábado se llegan a dar cita alrededor de 60.000 personas. No en vano, es uno de los centros comerciales más grandes de Alemania.  En declaraciones a dpa, la Policía señaló que "otros organismos" les habían alertado de que el lugar era objetivo de un ataque terrorista. No es la primera vez que las fuerzas de seguridad alemanas se ven obligadas a desalojar un edificio donde se concentra una gran cantidad de personas debido a una amenaza terrorista.

En noviembre de 2015 las autoridades decidieron suspender poco antes de su comienzo el partido que iban a disputar en Hannover las selecciones de Alemania y Holanda. Ese mismo año, durante las celebraciones de fin de año, la estación central de Múnich fue evacuada ante la sospecha de que se podría perpetrar un atentado terrorista. Los esfuerzos ahora en Essen se centran en evitar que los posibles terroristas puedan buscar objetivos alternativos al centro comercial, aunque no hay evidencias concretas de peligro.

LGC (dpa/EFE)

Polizei schließt nach Terrordrohung Einkaufszentrum (picture alliance/dpa/B. Thissen)

El centro comercial Limbecker Platz, acordonado por la policía. Con sus 200 tiendas y 70.000 metros cuadrados, es el más grande de Alemania.