1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

La peor pesadilla de todas

Despertar en medio de un quirófano, en medio de una operación, es una experiencia tan inusual como terrible. Una paciente recuerda las secuelas, a doce años de que le ocurrió un incidente de esta clase.

default

Quirófano de una clínica alemana. (Archivo)

Doce años después de la traumática experiencia, Petra Haberkorn* aún resiente sus efectos. La mujer, que hoy tiene 31 años de edad, padece claustrofobia. Usar el transporte público de su ciudad, Frankfurt, es suficiente para desatarle episodios de pánico extremo.

Jakob-Creuzfeld-Skandal in Großbritannien

En el peor de los casos, el paciente percibe las maniobras con el instrumental médico. (Archivo)

La causa de estos trastornos se remonta a una intervención quirúrgica en la zona del estómago, durante la cual se le aplicó una dosis muy baja de anestésicos.

Cuando los médicos de una clínica en Baviera le extirparon un quiste, la entonces muchacha de 19 años estaba despierta y consciente, aunque no era capaz de pedir ayuda, ni siquiera a través de gesticulaciones.

Un fenómeno inusual

El fenómeno de los pacientes que recobran la consciencia en medio de una intervención quirúrgica es extremadamente inusual, pero de gravedad. En el peor de los casos, la persona que se somete a la operación incluso puede sentir el dolor y recuerda con todo detalle cada segundo transcurrido en medio del quirófano.

Un estudio realizado el año 2000 estimó que tales episodios se presentan en 0,1 ó 0,2 por ciento de los casos totales en los que se aplica anestesia, principalmente en partos por cesárea. La causa: en tales intervenciones se utiliza una dosis conservadora de anestésicos, a fin de no poner en peligro al neonato.

A su vez, el medio especializado alemán Der Anästhesist ( El anestesista) considera que otras causas de la “viligia intraoperatoria” pueden ser fallas en los instrumentos de medición y aplicación de las sustancias; o bien, en la operación de los mismos.

En otros casos se ha calculado mal la proporción de los componentes: lo que conocemos como anestesia es en realidad una combinación de sustancias cuya finalidad consiste en producir un estado controlado de inconsciencia, así como neutralizar la percepción del dolor y propiciar el relajamiento muscular.

Historias de película

En circunstancias normales, los efectos de la anestesia son controlados a través de mediciones del pulso cardíaco y la presión sanguínea. Norbert Roewer, director de la Clínica de Anestesiología de la Universidad de Wurzburgo, considera que este procedimiento aún puede mejorarse.

En dicha clínica, además de los indicadores mencionados, se observa con cuidado el comportamiento cerebral durante la intervención quirúrgica. “Pensamos que ellos es importante porque es el primer paso para evaluar el estado de consciencia de una persona”, dice el especialista.

Bildgalerie Reizworte der Wahl Bürgerversicherung

En la mayoría de los casos, las operaciones transcurren sin incidentes. (Archivo)

Pese a su magra relevancia estadística, la vigilia intraoperatoria será objeto de un filme alemán que pronto aparecerá en salas de este país. Bajo el título en inglés de Awake ( Despierto), se narra la historia de un hombre que permanece despierto durante una operación a corazón abierto.

Esto sirve a los guionistas como punto de partida para una trama en la cual el personaje sufre serios problemas en sus relaciones interpersonales, a partir de su experiencia en el quirófano.

En la vida real, Petra Haberkorn experimentó otras afectaciones además del pánico; por ejemplo, se despertaba a mitad de la noche con una sensación de sofocamiento extremo.

“Era como si llevara una roca sobre el pecho”, recuerda la paciente. Pero en general, hoy ha aprendido a vivir con dichas secuelas e incluso cursó con éxito la carrera de medicina. Lo que ciertamente no hará la mujer, es revivir aquellos interminables momentos de angustia en una sala de cine.


*Nombre cambiado a petición de la entrevistada.

DW recomienda