La OTAN quiere más presencia en el Este de Europa | Política | DW | 28.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

La OTAN quiere más presencia en el Este de Europa

Rusia es un riesgo para la seguridad. El secretario general de la OTAN opina que hay que evaluar la estrategia militar europea. Quiere más bases militares y está en conversaciones con Polonia y los países bálticos.

Como al principio: la OTAN quiere que la defensa común vuelva a ser su tarea principal. La semana que viene (04/09/2014) se reúnen los jefes de Estado y de Gobierno de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte en Gales, a fin de discutir su nueva estrategia. Tras una crisis en los noventa y las operaciones internacionales posteriores, incluida Afganistán, la OTAN se enfrenta ahora a un viejo y conocido desafío: Rusia.

Los miembros bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) y Polonia están preocupados. Después de la anexión rusa de Crimea y las constantes luchas en el este de Ucrania, quieren estar preparados, en el caso de que Rusia se enfrente a la alianza.

Previsiones para la alianza

No es ninguna fantasía, dice Egon Ramms, exgeneral de la Bundeswehr. "En Estonia y Letonia podrían llevarse a cabo operaciones de desestabilización, como las del Este de Ucrania y Crimea”, asegura. Allí viven muchos rusos, que podrían ser instrumentalizados. "Aunque espero y creo que los miembros de la organización en dichos países impedirán que Rusia lleve a cabo tales medidas”, añade.

Las tropas de la OTAN apenas tienen presencia en Polonia y los países bálticos, de ahí que hayan tenido que escuchar la queja de que se sienten miembros de segunda categoría. La Base Aérea de Siauliai está en Lituania. Desde allí, parten regularmente aviones militares de países miembros de la OTAN. También ondea la bandera de la alianza en Szczecin (Polonia). Allí hay cuerpo internacional de 250 hombres, a cuyo mando ha estado el general Ramms durante tres años.

Air Policing Baltikum 2011 Archivbild

Caza alemán en Lituania: Apoyo a la vigilancia aérea en los Estados bálticos.

Pero el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quiere mayor presencia en el Este, construir bases, tener equipamientos y asegurarse de que los soldados puedan moverse rápidamente si fuera necesario. Sin embargo, hay un acuerdo entre la Alianza Atlántica y Rusia, que impide a la OTAN tener estacionamientos permanentes en el Este de Europa. Rasmussen quiere mantener este trato, incluso si, como informan algunas fuentes, Rusia reforzara sus tropas en la región fronteriza.

Más tropas, pero sin romper el acuerdo

La OTAN tiene una manera de elevar su presencia en la zona sin romper el acuerdo con Rusia: “Crear bases de formación y entrenamiento en los países bálticos y Polonia”, señala Ramms. Así, podrían enviar tropas al este, como parte de la formación, y retirarlas periódicamente. “Tenemos el compromiso de defender a nuestros Estados miembros”, comenta el general. El envío de estos soldados actuaría como elemento disuasivo.

El general Ramms opina que los soldados deben estar preparado para actuar en cuestión de horas.

El general Ramms opina que los soldados deben estar preparado para actuar en cuestión de horas.

La nueva estrategia de la OTAN va a ser importante, en el caso de que haya que mover las tropas rápidamente, dice el exgeneral. Hasta ahora, la alianza ha necesitado largos periodos para preparar las acciones militares. Rasmussen quiere una "punta de lanza" en la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF), que esté disponible “en cuestión de horas", comenta Ramms.

El dinero es otra cuestión. Si la OTAN finaliza la misión en Afganistán, se liberaría cierta capacidad monetaria que podría destinarse a la construcción de estructuras militares en el este de Europa. Pero no hay consenso. Gran Bretaña y Estados Unidos apoyan ese avance. Francia, Italia o España están en contra. En Alemania hay opiniones divididas.