1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La ONU defiende la legitimidad del presidente yemení

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó la toma de la sede del Gobierno de Yemen y el ataque a la residencia del jefe del Estado, con los que los rebeldes hutíes intentan forzar al régimen a cumplir sus exigencias.

Al Hutí definió el asalto al palacio presidencial como un paso revolucionario.

Al Hutí definió el asalto al palacio presidencial como "un paso revolucionario".

En una declaración pactada por sus quince miembros, el máximo órgano de decisión de las Naciones Unidas expresó su "profunda preocupación" por el deterioro de la crisis en Yemen y subrayó la importancia de que se apliquen totalmente los acuerdos de paz.

El Consejo de Seguridad subrayó que el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, es "la autoridad legítima" con base en los resultados electorales y según lo pactado en esos acuerdos de paz, por lo que urgieron a toda la sociedad a respaldar al Gobierno.

DW recomienda

Exigencias del líder hutí

En un discurso televisado difundido pocas horas después de que combatientes del movimiento chií de los hutíes se hicieran con el control del Palacio Presidencial en Saná, su joven líder, Abdelmalek al Hutí, formuló sus exigencias al presidente: que aplique el acuerdo de paz alcanzado en septiembre, con la reforma de la comisión nacional, la modificación de la Constitución para la conciliación y el fin de las diferencias políticas.

En su intervención, que se prolongó durante una hora y quince minutos, al Hutí exigió, además, la promoción de la participación de los hutíes en el proceso político "se enfade quién se enfade, de dentro o de fuera del país", e hizo hincapié en la necesidad de poner fin a la inseguridad y a "los peligros que amenazan" Yemen.

El líder chií, de 33 años, que apareció ataviado a la manera tradicional yemení, denunció en varias ocasiones la existencia de una supuesta "conspiración" contra el pueblo "encabezadas por el presidente Hadi". Asimismo, acusó a Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad de la ONU, a la Unión Europea (UE), a los países del Consejo de Cooperación del Golfo y a los estados de la región de Oriente Medio de fingir el apoyo del proceso de paz, mientras "no promueven nunca su aplicación en la realidad".

El pasado 21 de septiembre el Gobierno yemení y los hutíes alcanzaron un acuerdo después de que los segundos irrumpieran en Saná y se hicieran con el control de gran parte de la capital. En un nuevo vuelco de la situación, milicianos fieles a Al Hutí se hicieron esta tarde con el control del palacio presidencial y bombardearon la residencia de Mansur Hadi, en el oeste de Saná.

"Un paso revolucionario"

Al Hutí, que definió el asalto de hoy como "un paso revolucionario", pidió "más responsabilidad" ante lo que calificó de "situación sensible" en Yemen. El líder rebelde también calificó la situación que está viviendo el país de "momento histórico excepcional" y acusó directamente al actual régimen de "violar" los acuerdos alcanzados durante la Conferencia Nacional para el Diálogo, que finalizó sus trabajos en enero de 2014.

Milicianos fieles a Al Hutí se hicieron con el control del palacio presidencial y bombardearon la residencia de Mansur Hadi.

Milicianos fieles a Al Hutí se hicieron con el control del palacio presidencial y bombardearon la residencia de Mansur Hadi.

Según Al Hutí, los dirigentes que están al mando del Gobierno pretenden "únicamente alcanzar más poder y satisfacer sus propios intereses", mientras el pueblo yemení "sufre" debido a la corrupción. Del mismo modo, acusó a las autoridades de impedir la actuación del Ejército para garantizar la seguridad en el país y de permitir la expansión de Al Qaeda por el país con el objetivo de impedir "la revolución" de los hutíes.

RML (efe, reuters)