La nueva responsabilidad global de Alemania | Alemania | DW | 26.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La nueva responsabilidad global de Alemania

Berlín ha incrementado su presencia en el escenario internacional, pero aún queda definir qué tipo de papel quiere jugar. Ese será además un gran tema de debate en las elecciones federales del próximo año.

El presidente ruso, Vladimir Putin, planeaba visitar París la pasada semana. En lugar de ello, viajó a Berlín por primera vez desde la anexión de Crimea, en 2014. El tema de debate era el conflicto en Ucrania. Hasta ahora, Alemania y Francia han liderado los esfuerzos internacionales para frenar y resolver esta crisis. Pero los acuerdos de Minsk, por los que Ucrania y Rusia pactaron un cese el fuego, entre otras medidas para apaciguar el conflicto, no parecen conducir hacia ninguna parte. La cumbre entre la canciller, Angela Merkel, el presidente francés, Francois Hollande, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y Putin, es un ejemplo reciente del nuevo papel global de Alemania. Este rol se caracteriza por  la diplomacia, la mediación, el diálogo y, si es necesario, la amenaza.

Contra el uso de la fuerza

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, resumió esta posición recientemente en un artículo para la revista Foreign Affairs, donde escribió: "Los alemanes no creen que los diálogos en la mesa de negociación resuelvan todos los problemas, pero tampoco piensan que disparar sea la solución”. En otras palabras: Alemania prefiere alcanzar soluciones consensuadas, incluso en su política exterior. 

"El actual Gobierno alemán asume los retos globales de una manera mucho más activa que sus predecesores”, dice Markus Kaim, responsable de Política de Seguridad en el Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad: "Actualmente, Alemania da forma a su política exterior, en lugar de solo llevarla a cabo”.

Un nuevo papel en política exterior

El nuevo rol alemán en el mundo surge como resultado de los cambios a nivel global. La decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea y el ascenso del partido populista de derechas y antiglobalización Frente Nacional en Francia dejaron un vacío que demandaba un nuevo liderazgo en Europa. Al mismo tiempo, Estados Unidos no quería seguir jugando el papel de policía del mundo.  Los estadounidenses se han cansado de la guerra. En este contexto, Alemania emergió en los últimos años como un importante actor sobre el escenario global, contribuyendo significativamente en los diálogos de paz de numerosos conflictos en todo el mundo: Ucrania, Siria, Colombia, Libia, Mali, Irak, los Balcanes…

Asumir más responsabilidad

Merkel prometió acercarse en los próximos años al objetivo de los estados miembros de la OTAN de emplear el 2 por ciento de su PIB en defensa. La decisión alemana de desplegar un batallón en Lituania por iniciativa de la OTAN fue alabada por los líderes del este de Europa como "avance” en la defensa europea. Este año, Alemania acoge la conferencia de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. Además, el país presentó su candidatura para convertirse en miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU en el período 2019-20. Son solo algunos de los esfuerzos que realiza Alemania para asumir más responsabilidad en el escenario global.

Europe means Berlin

"Ha habido un cambio en la diplomacia germana”, dice Tobias Bunde, director de Política y Análisis de la Conferencia de Seguridad de Múnich. "Lo hemos visto en el conflicto en Ucrania. Alemania ha jugado un papel líder en la definición de la diplomacia occidental. Por primera vez, Estados Unidos no ha empuñado el volante, sino que se ha sentado en el asiento de los pasajeros. Mientras que otros daban pasos hacia atrás, Alemania se movía hacia adelante. El número de políticos estadounidenses que visitó en Berlín se ha duplicado en los dos pasados años. Pero no solo Washington ve a Alemania como líder. "En círculos diplomáticos sucede que, cuando China habla de Europa, se sabe que se refiere a Berlín”, dice Kaim.

Nueva en el papel

"Las expectativas con respecto a Alemania son inmensas. Pero eso debemos entenderlo todavía nosotros aquí en Berlín”, dice Henning Hoff, editor del Boletín de Política de Berlín, que publica el Consejo Alemán de Exteriores. "Alemania todavía no es consciente de que se ha convertido en un actor político internacional. Hablamos a menudo de mediación, sin darnos cuenta de que debiéramos comprometernos un poco más”, dice. Pero ese compromiso, sobre todo en lo concerniente al ámbito militar, es objeto de un intenso debate en Alemania. Todos y cada uno de los despliegues militares se ven confrontados con un exhaustivo escrutinio público y tienen que recibir aprobación parlamentaria.

Habrá más demanda

"Si se trata de escenarios estratégicos fuera de la región euro atlántica, por ejemplo, Siria y el norte de África, la influencia alemana todavía es bastante limitada”, dice Tobias Bunde. "Y si hablas con gente en Francia, por ejemplo, muchos querrían ver un compromiso mayor por parte de Alemania. Estas demandas aumentarán en el futuro y supondrán un reto para nuestros políticos”. La política exterior se ha vuelto un tema de debate más frecuente que hace algunos años, no solo entre los políticos sino también entre los ciudadanos. "Durante muchos años, los políticos alemanes prefirieron ocuparse de los asuntos internos, porque pensaban que la política exterior no les hacía ganar puntos en casa”, dice Henning Hoff.

Esta mentalidad ahora ha cambiado. La política exterior se ha vuelto atractiva, especialmente porque el tema de los refugiados coloca la guerra en Siria en la agenda nacional. El papel global de Alemania será un gran asunto de debate en las elecciones federales del próximo otoño. Muchos expertos en seguridad consideran que esa discusión es necesaria para definir el futuro papel de Alemania en el escenario internacional.

Autora: Charlotte Potts

 

DW recomienda