La NSA podrá seguir controlando llamadas en EE. UU. | El Mundo | DW | 25.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La NSA podrá seguir controlando llamadas en EE. UU.

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA ) de EE. UU. podrá seguir controlando masivamente las conversaciones telefónicas de los ciudadanos estadounidenses, según una votación realizada en la Cámara de Representantes.

Tras un acalorado debate, con 217 votos a 205, fue rechazada una enmienda al presupuesto de Defensa, presentada por el republicano Justin Amash, con apoyo del legislador demócrata John Conyers, que pretendía que la NSA sólo pudiera recolectar datos de individuos que ya son objeto de una investigación, y no de forma generalizada.

La iniciativa era clara en cuanto a que se refería sólo a la vigilancia doméstica y "no afecta a la realizada en el extranjero", cuestión que había provocado las protestas de numerosos países aliados de Estados Unidos después de conocer el alcance del espionaje mediante las revelaciones del informante fugitivo Edward Snowden.

En caso de contravenir estas disposiciones, la NSA debería sufrir recortes presupuestarios, según la propuesta, que fue rechazada. Hasta último minuto, representantes del gobierno de Estados Unidos y congresistas se esforzaron por frenar la iniciativa de Amash, argumentando, entre otras cosas, que el programa era demasiado importante para la seguridad nacional.

El martes, el propio director general de la NSA , Keith Alexander, se reunió a puerta cerrada con legisladores con autorización para recibir información clasificada, para "responder a preguntas sobre los programas" de la agencia, informó "The Hill". El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, emitió la noche del martes una declaración manifestando la "oposición" del gobierno de Obama a lo que calificó como un "intento de desmantelar de forma apresurada una de las herramientas antiterroristas" de los servicios de inteligencia.

Según Carney, la "burda" enmienda de Amash "no es producto de un proceso informado, abierto o deliberado", por lo que "instó" a la Cámara de Representantes a "rechazar" esta enmienda y a cambio adoptar una estrategia que "tome en cuenta de forma apropiada la necesidad de una revisión razonada de qué herramientas pueden garantizar mejor la seguridad del país".

Protestas en Hamburgo contra almacenamiento de datos por el programa PRISM.

Protestas en Hamburgo contra almacenamiento de datos por el programa PRISM.

Rusia vuelve a rechazar extradición de Snowden

A pesar de las advertencias de EE. UU., Rusia sigue rechazando la extradición del exanalista de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden, requerido por la Justicia de ese país por revelar secretos de Estado.

"Una extradición es imposible", dijo Mijail Fedotov, que preside el Consejo de Derechos Humanos adjunto al Kremlin, en declaraciones a la agencia de noticias Interfax, este jueves, 25 de julio. Fetodov alegó que las convenciones internacionales impiden entregar a una persona que ha pedido asilo y mecionó el peligro de que en su país sea condenado a pena de muerte. Además, no existe un acuerdo de extradición bilateral ente los dos países.

El embajador estadounidense en Rusia, Mijail McFaul, destacó en un mensaje de Twitter que Estados Unidos no ha pedido la "extradición", sino el "regreso" de Snowden. El joven de 30 años se encuentra desde hace más de un mes en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremetievo, y espera la tramitación de su solicitud de asilo temporal a Rusia.

El miércoles hubo especulaciones sobre una posible salida de esa zona, pero círculos responsables de la seguridad señalaron que las autoridades fronterizas aún no recibieron de los responsables de migración el permiso necesario para dejar salir a Snowden del aeropuerto. La portavoz del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, había dicho anteriormente que Washington se sentiría "profundamente decepcionado" si Snowden pudiera entrar en Rusia.

CP (dpa, rtr)