1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

La noche en que lloró Jesse Jackson

Los columnistas europeos siguen analizando los efectos de la victoria de Barack Obama. Indiscutible parece ser la apreciación de que la llegada de un negro a la Casa Blanca es definitivamente una cesura histórica.

default

Barack Obama, electo presidente de Estados Unidos.

Die Welt, de Berlín: “Los Estados Unidos son el país de la libertad. Los Estados Unidos son un país multiétnico convertido en la mayor empresa integradora que hace de inmigrantes ciudadanos con iguales derechos. Todos han tenido la oportunidad de llegar hasta el núcleo de la sociedad, menos los negros. Durante mucho tiempo dieron la impresión de no querer o poder desarrollar la fuerza necesaria para liberarse de la estigmatización.

El que ahora sea justamente un negro el que conquista la Casa Blanca tiene un significado tremendamente histórico, John McCain, el perdedor, tuvo la gallardía de alabar este hecho. Y quien en la noche de la elección haya visto llorar de la emoción al antiguo candidato a la presidencia, Jesse Jackson, sabe lo que ha sucedido.”

Franceses cambiaron opinión de Estados Unidos

Le Figaro, de París: “Estados Unidos ha pasado de país odiado a país admirado. Los franceses sólo necesitaron pocas horas para cambiar su opinión sobre Estados Unidos y sus gobernantes. Los franceses han considerado los Estados Unidos de América de George W. Bush como un país arrogante y brutal. Y ahora tienden a pensar que los Estados Unidos de Obama son un país benevolente y altruista. Ya veremos qué pasará (…)

La otra lección que han transmitido los estadounidenses es la de que no es prohibido estar orgulloso de su país. Un negro estadounidense es primero que todo un estadounidense que cree en su país y que canta el himno nacional con la mano en el pecho.”

La esperanza de volver a ser un país respetado

Nepszabadsag, de Budapest, capital de Hungría: “Tanto querían los estadounidenses un cambio que enviaron a la Casa Blanca a un joven y sorprendente liberal que representa ideas de izquierda, además de ser negro.

De Obama los ciudadanos de Estados Unidos esperan poder volver a sentirse orgullosos de su país. Esperan volver a creer en el liderazgo positivo de otros tiempos y no basado sólo en la fortaleza económica o militar.”