1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

NRS-Import

La nieve sume en el caos a Londres y París

Esta vez la nieve fue pródiga con Europa Occidental. Desde Londres hasta Madrid, el paisaje de vistió de blanco. Un manto hermoso para la vista pero fatal para el tránsito en las grandes urbes.

default

Londres muestra un rostro desacostumbrado.

Cuando las continuas advertencias sobre el calentamiento global ya habían acostumbrado a los europeos del norte a soñar con que sus playas se verán en el futuro bordeadas por palmeras, la crudeza de este invierno 2009 se ha encargado de recordarles que el cambio climático no significa sólo alzas de temperaturas, sino también fenómenos más extremos.


Falta de costumbre


Aunque no haya corroboración científica, la percepción indica que este invierno es de los de temer. Por ejemplo, la tormenta invernal más severa que se recuerde en casi dos décadas, dejó a buena parte de Gran Bretaña sumida bajo una espesa capa de nieve. En Londres, el caos se apoderó del tráfico y el aeropuerto de Heathrow tuvo que ser cerrado transitoriamente. Más de 650 vuelos fueron cancelados.

Schneechaos London

Tomar un taxi no era tarea fácil este lunes en Londres.


En la capital británica, que no está acostumbrada a esos rigores siberianos, la infraestructura no estuvo a la altura de las circunstancias. El alcalde de Londres admitió que no había suficientes máquinas para remover la nieve, mientras su antecesor le reprochaba no haberse preparado a tiempo para estos embates del invierno, que ya habían sido pronosticados por los meteorólogos la semana pasada.


Gigantesco atasco parisino


Schneechaos Paris

Un hombre de nieve custodia hoy la Torre Eiffel.

En la Europa continental, a París tampoco le fue mucho mejor en este inicio de semana. Cinco centímetros de nieve fueron suficientes para entorpecer la circulación de buses y automóviles. Más de 300 kilómetros alcanzaron a tener los atascamientos que se formaron en los alrededores de la capital francesa y también sus aeropuertos se vieron afectados por la tempestad.

Vuelos suspendidos, tráfico colapsado y un panorama teñido de blanco marcaron también la tónica en Bélgica y en el norte de Italia. En Milán, la capa de nieve medía varios centímetros, mientras en Suiza, la carretera del túnel de San Bernardino fue parcialmente cerrada. Por su parte, Madrid fue escenario de una fuerte nevada, al igual que sus alrededores y hasta en el sur de España un tornado hizo de las suyas, dejando un saldo de 25 heridos el domingo por la noche en Málaga.


En Alemania, en tanto, no hubo grandes alteraciones meteorológicas que consignar en esta jormada.

DW recomienda