1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La mayor manifestación que vive París en décadas

La capital francesa se convierte durante unas horas en "la capital del mundo", según el presidente de la República, François Hollande.

Más de un millón de personas desbordaron hoy las calles de París en una manifestación sin precedentes llena de emoción que, a menudo entre aplausos, reivindicó la libertad de expresión y la tolerancia frente al extremismo terrorista. También otras ciudades de Francia, Europa y todo el mundo se unieron a la movilización.

"Toda Francia está de luto", dijo el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. La convocatoria de este domingo congregó a más 3,7 millones de personas en toda Francia, según estimaron los organizadores. El Ministerio del Interior dijo que se trataba de la mayor cantidad de manifestantes en la historia del país. Sin duda, la mayor marcha fue la que recorrió las calles de París.

Líderes de todo el mundo

Durante unas horas la ciudad se convirtió en la capital del mundo, con la presencia de casi medio centenar de líderes políticos extranjeros que encabezaron la marcha, más de un millón de ciudadanos anónimos que expresaron, en silencio, con pancartas y cantando la Marsellesa, su conmoción por los atentados yihadistas de esta semana en Francia.

Massendemonstration Paris 11.01.2014

La marcha de París estuvo encabezada por François Hollande, al que acompañaban más de cuarenta líderes extranjeros.

La canciller alemana, Angela Merkel, el presidente español Mariano Rajoy, y los primeros ministros británico e italiano, David Cameron y Matteo Renzi, estuvieron entre los líderes extranjeros que asistieron a la marcha con Hollande. También participaron el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, o el líder israelí, Benjamin Netanyahu (con quien el presidente francés visitó después la Gran Sinagoga de París -donde fueron recibidos con una ovación- y que, previamente, había alentado a los franceses judíos a emigrar a Israel). Y el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

La mayor concentración en décadas

Entre impresionantes medidas de seguridad y la protección de 2.200 policías, la manifestación reivindicó los valores de la República francesa, como la libertad de expresión, la tolerancia y la democracia, según explicaron a Efe muchos participantes, que no recordaban una concentración semejante en décadas.

"Toda esta gente es algo extraordinario. Nos llega al corazón y muestra que Francia es un país muy democrático. Que se hayan sumado tantos países a nosotros es también algo formidable", declaró a Efe Didier Krentowski, un veterano de las manifestaciones de los años 60 del pasado siglo. Otros comentaristas dijeron que no había una marcha popular así en la capital francesa desde la liberación de la ciudad del dominio nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Gedenkveranstaltung zu Anschlägen in Paris in Berlin 11.1.2015

La ola de solidaridad con las víctimas de los ataques terroristas de esta semana en Francia ha dado la vuelta al mundo.

Durante varias horas las calles de París se colapsaron a kilómetros de distancia del lugar de partida, la Plaza de la República, donde empezó con retraso sobre el horario previsto de las 15.00 hora local (14.00 GMT) por la masiva afluencia. Hasta llegar con lentitud, casi tres horas después, a la Plaza de la Nación, si bien, más que una marcha, se trató de una concentración pues en la mayoría del recorrido era imposible moverse debido a la multitud presente.

La "capital del mundo"

"París es hoy la capital del mundo", dijo el presidente francés, Francois Hollande, en un comunicado que auguraba que "el país entero" iba a "alzarse durante esta jornada" para expresar el dolor de la sociedad. En un gesto sin precedentes, Hollande encabezó la marcha junto a casi 50 jefes de Estado y de Gobierno que, durante apenas 200 metros, desfilaron en cabeza detrás de los familiares de las víctimas de los atentados, que llevaban bandas en la cabeza con el lema "Charlie".

Muestra del carácter único de esta manifestación fue que caminaron a apenas metros de distancia el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abás, junto a la mayoría de los líderes europeos, entre ellos el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

La nota discordante la puso la delegación marroquí, encabezada por el ministro de Exteriores, Salehedín Mezuar, que finalmente no participó en la marcha a pesar de haberse desplazado hasta la ciudad, tras haber visto las caricaturas publicadas en Charlie Hebdo. El ministro las consideró, como explica en un comunicado, "caricaturas blasfemas".

Sin datos oficiales de asistencia

Tras la partida de los líderes internacionales hacia el Palacio del Elíseo, Hollande, un presidente que atraviesas sus horas más bajas en cuanto a popularidad pero que, sin embargo, fue aplaudido a lo largo del recorrido, se dio un emotivo abrazo con el médico y colaborador del semanario Charlie Hebdo Patrick Pelloux, que atendió en persona a algunos de sus compañeros y amigos tras la masacre del miércoles.

Trauermarsch zu den Anschlägen von Paris in Wien

En otras ciudades se han organizado manifestaciones más o menos multitudinarias en apoyo a la de París. En la imagen, la de Viena.

También participaron en la manifestación los principales líderes de las comunidades musulmana y judía de Francia, que suman cinco millones de personas y medio millón, respectivamente. El Ministerio francés del Interior no ha ofrecido todavía cifras oficiales sobre la manifestación de París pero ha dicho que no tiene precedentes.

Sin embargo, el coordinador de la marcha por el gobernante Partido Socialista, François Lamy, aseguró que reunió a entre 1,3 y 1,5 millones de personas, cifra que coincide con las estimaciones de los principales medios del país, que hablan de más de un millón de asistentes en la capital.

LGC (EFE / dpa/ Reuters)

DW recomienda