1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

"La matemática es mucho más que los cálculos"

El joven matemático peruano Harald Helfgott, quien logró resolver un problema matemático de 271 años de antigüedad, ocupará una Cátedra Humboldt en Alemania. DW conversó con el investigador.

El matemático peruano Harald Andrés Helfgott es el científico más joven y el primer latinoamericano en obtener una cátedra Humboldt.

El matemático peruano Harald Andrés Helfgott es el científico más joven y el primer latinoamericano en obtener una cátedra Humboldt.

Con una sencillez que contrasta con sus logros, Harald Andrés Helfgott se ha hecho famoso como el matemático peruano que resolvió un problema formulado hace casi tres siglos. La conjetura débil de Goldbach postula que cualquier número impar igual o mayor que 5 es la suma de tres números primos (número divisible sólo por 1 y por sí mismo). Algo sencillo de verificar con cifras pequeñas, pero que no había sido corroborado para todos los primos... hasta que en 2013 Helfgott logró comprobarlo.

Con 37 años, un doctorado en Princeton y tras cinco años en el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS), Helfgott llegará en junio a ocupar un puesto en la Universidad Georg-August de Göttingen, gracias a una Cátedra Humboldt, a la que fue postulado por la universidad. Allí seguirá trabajando sus dos especialidades: la teoría de números y la teoría asintótica de grupos. “Varios en la universidad son viejos amigos o colegas que conozco desde hace tiempo y con los que me llevo bien. Probablemente colabore y escriba artículos conjuntos con algunos de ellos”, adelanta.

Helfgott es el primer latinoamericano y el científico más joven distinguido con esta prestigiosa cátedra, que entrega la fundación Humboldt desde 2008 a cinco investigadores internacionales de punta para traerlos a instituciones alemanas por los próximos cinco años. Se trata de la distinción para investigación mayor dotada en Alemania: 3,5 millones de euros para investigación teórica, en el caso de Helfgott, y 5 millones de euros para ciencia aplicada.

Este martes 12 de mayo es la premiación en Berlin. DW conversó con el matemático sobre sus desafíos, la formación de nuevos talentos y la noción de genio.

DW: ¿Qué significa para usted esta distinción?
Harald Helfgott
: Para mí es un gran honor y tiene importancia histórica también, pues la Universidad de Göttingen es un gran nombre en la historia de la matemática y tiene un departamento de muy alto nivel. Veo con anhelo el poder unirme a este grupo. Además, el nombre de Humboldt, aparte de ser familiar en el ámbito de la cultura alemana, es conocido en buena parte de Latinoaméricana a causa de circunstancias históricas. Así que tanto de lado real como simbólico es importante para mí.

¿Qué proyectos tiene en la Universidad de Göttingen?
Voy a continuar investigaciones en curso y tengo un plan para los cinco años siguientes. No se trata sólo de la linea de trabajo sobre la conjetura débil de Goldbach, también la teoría de grupos asintótica y otros temas. La Cátedra Humboldt viene con bastantes fondos para dar becas a estudiantes de doctorado y contratar a post doctorandos, lo que se suma a una beca que acabo de recibir del Consejo de Investigación de Europa, entonces voy a tener las facilidades para formar mi propio equipo.

El investigador se desempeñará durante los próximos cinco años en la prestigiosa Universidad de Göttingen.

El investigador se desempeñará durante los próximos cinco años en la prestigiosa Universidad de Göttingen.

Se podría pensar que el trabajo de un matemático es bastante solitario, ¿no es así?
No, para la mayor parte de los matemáticos no es así. Es muy importante compartir ideas y formar una nueva generación. Necesitamos interacción con otros investigadores y enseñar a otros para mejorarnos a nosotros mismos como investigadores.

¿Qué importancia tiene, también en lo personal, haber resuelto la conjetura débil de Goldbach?
Es una conjetura de importancia histórica, porque era conocida y había estado abierta mucho tiempo, pero también había sido un aliciente para muchos desarrollos importantes en la teoría analítica de números. Por mucho tiempo no se avanzaba y luego hubo dos grandes avances a principios del siglo XX y así se desarrollaron muchas herramientas que fueron muy útiles para otros problemas. Para mí ha sido una satisfacción poder terminar definitivamente la resolución del problema, que ahora ya se conoce para todos los números. También ha sido una oportunidad de mejorar muchas herramientas existentes que serán útiles para otros propósitos dentro y a veces fuera de la disciplina.

¿Qué papel jugó la familia del investigador en su desarrollo como científico? Siga leyendo >>>

DW recomienda

Enlaces externos