La liga del ahorro | Deportes | DW | 23.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

La liga del ahorro

En el fútbol de Alemania el dinero se administra con precaución y mesura, y mientras en otros países se gastan sumas exorbitantes en fichajes de nuevos jugadores, la Bundesliga defiende su tradicional política de ahorro.

Para entender mejor la moderada política financiera alemana en materia de transacciones de jugadores basta citar un solo ejemplo: entre los 100 fichajes más caros en la historia del fútbol internacional solo hay cuatro realizados en la Bundesliga, cuyo jugador más costoso en los 52 años del torneo es el español Javi Martínez, por quien en el 2012 el Bayern Múnich pagó 40 millones de euro al Athletic Bilbao.

En el 2014 el futbolista de mayor valor en Alemania llegó al Dortmund proveniente del Torino. El delantero italiano Ciro Immobile jugará en la Bundesliga tras fichar por 19,4 millones de euros. Una ganga, si se observa que al mismo tiempo en España pagaban cuatro veces ese precio por otros dos atacantes: el colombiano James Rodríguez en el Real Madrid (80 millones), y el uruguayo Luis Suárez en Barcelona (81 millones).

Immobile, la nueva ganga del Dortmund

Immobile, la nueva "ganga" del Dortmund

Cifras incomparables

Como ya es tradición, en la presente temporada los desembolsos que hacen los clubes alemanes en materia de contratación de nuevos jugadores no tienen comparación con los que se hacen en otros países. De hecho, de acuerdo a la información del portal especializado Transfermarkt, en este mercado de verano, que es el más importante del fútbol mundial, no hay ningún equipo de la Bundesliga entre los 10 con inversiones más altas en fichajes.

Las transacciones del Dortmund, que es el equipo de Alemania que más dinero ha gastado (ocho futbolistas por 46,1 millones de euros), apenas si representan una tercera parte de las realizadas por el club más activo en el mercado, el Barcelona (14 jugadores por 153 millones de euros).

Aún así, y pese a tener con el Real Madrid (120 millones) y el Atlético de Madrid (101,5 millones) a tres de los cinco equipos de gastos más altos, España, no tiene la liga más pródiga del mundo esta temporada. Ese honor recae en la Premiere League de Inglaterra, donde se ha invertido la respetable suma de 788,3 millones de euros. Esto, y los bajos ingresos por venta de futbolistas (451,4 millones), desembocan en un balance negativo general de -336,9 millones.

Curiosamente, pese a que la Primera División ha invertido el doble de dinero que la Bundesliga en nuevos jugadores (458,5 en España, 227,31 en Alemania), su saldo negativo es mucho menor (-33,9 frente a -39,5) porque ha transferido muchos más futbolistas a otras ligas.

Sin embargo la Bundesliga sigue teniendo el campeonato con menor flujo migratorio de futbolistas entre las grandes ligas europeas. A Italia han llegado 1221 jugadores nuevos y se han marchado 657; luego vienen España (326 / 278); Inglaterra (261 / 300); Francia (255 / 228); y Alemania (242 / 194).

Precaución alemana

Históricamente los clubes de la Bundesliga han sido fieles a su política de no gastar mucho más de lo que se tiene. Mientras en otros países las deudas de los equipos aumentan año tras año, en Alemania el fenómeno es a la inversa. Un estudio de la firma de auditoria internacional Ernst & Young publicado esta semana reveló que más de la mitad de los clubes profesionales alemanes de primera y segunda división registraron ganancias en la última temporada.

Esto significa que dos de cada tres equipos de la Bundesliga cuentan con finanzas solidas logradas, según publicó el estudio, porque en Alemania los fichajes se realizan con precaución. Al valorar la encuesta hecha entre las directivas de los clubes, Ernst & Young encontró que solo una cuarta parte de ellos estarían dispuestos a contemplar la posibilidad de contratar futbolistas a costa de un balance positivo en sus cuentas.

Esta actitud se ha reflejado esta temporada en el escalafón internacional de inversiones en futbolistas de Transfermarkt. Allí se encuentran escasamente cinco clubes de la Bundesliga entre los 50 más activos en el mercado de fichajes: Dortmund (posición 11 / compras por 46,1 millones de euros / ventas por 2,6 millones / balance de -43,5 millones); Leverkusen (18 / 30 / 18 / -12); Hamburgo (28 / 23,2 / 17,8 / -5,3); Hoffenheim (33 / 19,2 / 7.7 / -11,4).

Incluso el Bayern Múnich, el cuarto club de fútbol más rico del mundo según la revista Forbes, ha sido cauto a la hora de invertir en jugadores este verano. En el escalafón ocupa el puesto 45 con un gasto de 13 millones de euros por cinco nuevos jugadores, pero registra ingresos de 53,4 millones fruto de las salidas, lo cual le permite tener un superávit de 40,4 millones de euros.

Esto es algo que sus principales competidores en Europa no pueden exhibir. Los ejemplos de balances negativos en los fichajes abundan. Real Madrid (-91 millones de euros), Manchester United (-83,5), Barcelona (-73,2), Arsenal (-63,2), son apenas los más representativos. Esto demuestra cuán austera es la política financiera de la Bundesliga.