La larga búsqueda de transparencia para las materias primas | América Latina | DW | 21.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La larga búsqueda de transparencia para las materias primas

Selvas, culturas ancestrales y medio ambiente se quedan en el camino de la producción de las materias primas que provee América Latina a Europa. A debate está la búsqueda de mecanismos para una gestión más transparente.

default

Chapare, Bolivia

“El problema de América Latina es que nos condenan a la reprimarización de nuestras economías, a volvernos sólo exportadores de materias primas”, decía a DW la parlamentaria andina Gloria Flores en el marco de Eurolat, asamblea que reúne a representantes de los parlamentos regionales latinoamericanos con eurodiputados.

La Comisión Europea, por su parte, subraya la importancia del “diálogo y la diplomacia de materias primas” con América Latina, específicamente con Chile, Uruguay, Argentina, Colombia y México. Según informaba el ejecutivo europeo a la eurocámara en junio de este año, en estos diálogos y acuerdos se trata de promover mecanismos de producción sostenible y situaciones que beneficien tanto a los países en desarrollo como a la UE.

Impactos sociales, culturales, ambientales

No obstante, un informe acerca del impacto del consumo europeo en la deforestación habla de una incidencia directa de los cultivos de soja, palma aceitera, maíz y caña de azúcar en la desaparición de las zonas de selvas y bosques, principalmente en América Latina. El 41% de estos productos está destinado al comercio internacional; de ello, el 36% estuvo destinado entre 1990 y 2008 a países de la UE.

Según se calcula en el citado estudio, debido a la producción de forrajes y biocombustibles en ese período se perdieron cerca de 9 millones de hectáreas de zonas de bosques primarios. Cabe resaltar que hace diez años la UE lanzó un plan de acción para reducir a la mitad hasta el 2020 el ritmo de la tala de la selva tropical.

Por otro lado, según un documento de trabajo presentado en la asamblea birregional de Eurolat, en 2010, el 69% de las exportaciones bolivianas correspondieron al sector minero. En el caso de Colombia fue el 48; de Ecuador, un 51%; de Perú, un 33%; de , Chile, un 22% y de Brasil, un 24%. Tanto la sostenibilidad de la extracción, y la distribución de los beneficios entre las empresas mineras, los gobiernos y las comunidades locales, como el impacto que esta industria tiene en zonas de alto valor ecológico y en las culturas ancestrales, hacen de la industria minera un tema controvertido y sensible entre ambos continentes.

Illegale Abholzung von Bambus

Explotación de guadua/bambú, Colombia.

“En Colombia, 50 millones de hectáreas han sido concesionadas a multinacionales; nos enfrentamos a una extranjerización de la tierra para cultivo de soja, para alimentar automóviles, con profundos efectos sociales y ambientales devastadores; en muchas de las concesiones mineras de oro y coltán se corre el riesgo de afectar acuíferos fundamentales”, afirma Flores.

Propuestas en el papel

La inclusión de mecanismos de supervisión de las condiciones de producción, la transparencia de las inversiones y la exclusión del comercio con bienes producidos en áreas protegidas es lo que recomiendan algunos parlamentarios latinoamericanos y europeos en un documento que está todavía a debate.

Esta resolución, aunque no tenga carácter vinculante, “es importante”, dijo a DW el eurodiputado de la Izquierda alemana Helmut Scholz, “porque deja claro que la situación no es satisfactoria. Aunque no somos nosotros quienes negociamos los acuerdos, podemos presionar al ejecutivo para exigir mayor transparencia. Gracias a la insistencia del Parlamento Europeo se ha logrado, por ejemplo, la hoja de ruta para observar que en los tratados comerciales con Colombia y Perú se cumpla con los derechos de los trabajadores y del medio ambiente”´.

Gloria Flores, Mitglied des Parlamento Andino Parlamentarische Versammlung Europa-Lateinamerika

Gloria Flores, Parlamento Andino.

Así, teniendo en cuenta el alto coste social y ecológico de las industrias que proveen de materias primas a la UE, a ambos lados del océano hay presiones por una mayor regulación, como la implementación de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas.

En todo caso, la Comisión Europea anuncia para el último trimestre de 2013 encuentros con expertos y actores implicados, también una amplia consulta pública para el 2014. “No estamos en el momento de la cosecha, apenas estamos sembrando”, afirma Scholz, concluyendo: “Lograr la transparencia en el tema de las materias primas será una lucha de largo aliento”.

Autora: Mirra Banchón
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda