1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La Justicia española investigará a Banco Madrid por presunto blanqueo

La Justicia española investigará por presunto blanqueo de capitales a Banco Madrid y a su excúpula después de que la entidad fuera intervenida a raíz de la acusación de Estados Unidos contra su matriz andorrana, BPA, a la que relacionó con el lavado de dinero procedente de organizaciones criminales.

Según consta en un auto difundido hoy (28.04.2015), el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu admitió a trámite una querella interpuesta contra Banco Madrid y sus antiguos responsables por parte de dos sociedades clientes, Marine Instruments y Liunaski.

Los querellantes aseguraron que el entonces presidente de Banco Madrid, José Pérez, y los consejeros de la entidad la pusieron "a disposición de quienes quisieran blanquear dinero, suprimiendo o minimizando los controles internos". Andreu considera en el auto que los hechos denunciados "merecen una investigación en sede penal" y que la hipótesis presentada en la querella "no se advierte sea ni absurda ni irracional".

El magistrado añade, además, que los hechos podrían haber causado "numerosos perjuicios, no solo a los depositantes e inversores, sino a la propia entidad y a la economía nacional en su conjunto".

La cúpula de Banco Madrid presentó su dimisión en bloque el pasado 12 de marzo, dos días después de que el Instituto Andorrano de Finanzas, regulador financiero del ex paraíso fiscal, interviniera la Banca Privada d'Andorra (BPA) y de que el Banco de España hiciera lo propio con su filial. El detonante de estos movimientos fue la denuncia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que acusó a BPA de facilitar el blanqueo de dinero y lo incluyó en la lista de bancos que considera "de preocupación de primer orden en materia de lavado de capitales".

Los hechos llevaron a Banco Madrid a un concurso de acreedores voluntario por riesgo de solvencia inminente, tras crearse una situación de pánico y desconfianza por parte de los clientes, que provocó una fuga de depósitos de 124 millones de euros en tres días, según apunta el juez en el auto conocido hoy.

Andreu también reclama a la Fiscalía Anticorrupción que le remita el resultado de las investigaciones practicadas hasta ahora, después de que ésta abriera sus propias diligencias a raíz de una denuncia de la unidad antiblanqueo de España, el Seplac, tras detectar operaciones irregulares en la entidad. (dpa)