La India, el mundo y un enemigo común: el terrorismo | El Mundo | DW | 29.11.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La India, el mundo y un enemigo común: el terrorismo

Los atentados en la India son también un golpe contra el orden democrático de Occidente. Las 60 horas de Bombay llevan el sello de terroristas alimentados con odio y entrenados en escuelas del Corán.

default

Agentes de asalto apostados frente al simbólico hotel Taj Mahal, en Bombay, India.

Ciento noventa y cinco muertos, entre ellos tres ciudadanos alemanes y trescientos heridos dejó la “guerra urbana” en Bombay o Mumbay, como se llama realmente desde 1995 la capital financiera de la India. Sólo uno de los terroristas pudo ser aprehendido: un joven pakistaní que estaría dispuesto a ayudar a esclarecer los ataques.

“No quiero morir. Si me respetan la vida, ayudaré a las autoridades a esclarecer el crimen”, dijo Azam Amir Kasav, el único de los jóvenes terroristas aprehendido tras emprender la huída después de haber disparado indiscriminadamente contra viajeros en Chhatrapati Shivaji, la Estación de Ferrocarriles de Bombay, o “Bahía bonita”, como otrora bautizaron los portugueses esta pujante metrópolis portuaria sobre la costa occidental del subcontinente indio.

Kasav, de apenas 21 años, dice venir de Faridkot, en Pakistán y habla fluidamente inglés, lo que ya lo caracteriza como “una persona educada”, según la policía india que, entretanto,

Indien Bewaffnete Männer in Bombay

Dos de los terroristas. El joven de la izquierda sería el pakistaní Azam Amir Kasav.

conocería el nombre de quien dirigió los atentados: “Es también un pakistaní que en octubre estuvo en Bombay hizo fotos y filmó los sitios estratégicos de la ciudad, además de entrenar y escoger a los terroristas que iban a atacar”, habría contado Kasav a la policía.

¿Para quién es el mensaje?

Armados de 50 cargadores, una metralleta AK-47, 8 granadas y un número hoy estimado en 10 terroristas mantuvo al mundo en vilo durante 3 días. Según el diario Times of India, los terroristas, provenientes de Pakistán, llegaron al noroccidental Estado de Gujarat en donde secuestraron un bote militar de vigilancia costera, mataron a un oficial y obligaron a otro a llevarlos hasta cuatro millas antes Bombay. Allí lo asesinaron y se cambiaron a pequeños botes para alcanzar tierra firme. 24 horas más tarde empezó la pesadilla de Bombay, el más sangriento atentado terrorista en la historia reciente de la India.

Matamos a quien queramos y en donde queramos. Este parece ser el fatal mensaje de los autores intelectuales de los atentados de Bombay. ¿Un mensaje para quién?, ¿Y quiénes pueden ser los organizadores de semejantes actos de terrorismo? En su búsqueda puede ayudar la firma que los terroristas mismos le pusieron a los ataques: la selección de víctimas. Con pasaporte en mano, los extranjeros tenían que revelar su nacionalidad y religión a los terroristas. Los "escogidos" para ser rehenes debían ser, a juicio de los criminales, estadounidenses, británicos y/o judíos. Esto tampoco impidió que la mayoría de los muertos fueran inocentes víctimas indias o de otras nacionalidades.

¿Todo se manifestó primero en Nairobi?

Sea cual sea la organización que planeó y llevó a cabo los asesinatos de Bombay, todo apunta a que se trata de radicales islamistas, vengan éstos de Pakistán o de la misma India, en donde una minoría musulmana descontenta ya ha cometido atentados mortales, aunque no de tal “sofisticación”. En efecto, los atentados de Bombay, son ahora comparados con aquellos en Nueva York, Washington, Londres, Madrid y Nairobi. Todos estos atentados llevan una misma firma: la de la organización terrorista Al Qaeda.

El terrorismo apunta contra un país que soporta tensiones manifiestas entre la mayoría hindú y la minoría musulmana que se siente relegada. Una guerra abierta entre las dos religiones en la India podría generar un conflicto de magnitudes internacionales insospechadas, teniendo en cuenta que Pakistán, país vecino y musulmán, se podría sentir llamado a responder violentamente por la minoría musulmana en la India y pasar a ser parte del conflicto.

Presseschau indische Tageszeitungen Berichterstattung nach der Terrorserie in Bombay

Las 60 horas de "Mumbai" en la prensa nacional india.

Pero hay otros dos aspectos en una probable confrontación provocada por el terrorismo islámico en el subcontinente indio: el primero es que tanto Pakistán como India poseen armas atómicas. Son ya tres las guerras que han librado ambos países, desde la secesión de Pakistán, como antigua provincia de la India.

El segundo aspecto no es de menor relevancia: los terroristas apuntan ahora contra la India, uno de los nuevos pilares de la economía mundial. Una potencia regional que, por su inmensa fuerza económica, gana cada vez más peso a nivel mundial.

Ataque contra la India, nuevo soporte de la economía mundial

Una desestabilización de la India tendría consecuencias inusitadas a nivel global, justo cuando Estados Unidos se encuentra en una etapa de transición política y recesión económica. Mucho apunta a que, los radicales islámicos están empeñados en expandir el caos de Afganistán y Pakistán a la India, que hasta ahora resiste como una de las democracias más grandes del mundo, pero también como una de las más débiles.

Pero los enemigos de la India y la democracia no son Afganistán o Pakistán, y ni siquiera el Gobierno de Karachi. Los enemigos son la ignorancia, la miseria y el radicalismo político-religioso que generan y degeneran en terrorismo.

DW recomienda