La inclusión social, en el foco de la asamblea de la OEA | América Latina | DW | 04.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La inclusión social, en el foco de la asamblea de la OEA

El desarrollo económico con inclusión social es el tema principal de la asamblea de la OEA que tiene lugar del 3 al 5 de junio de 2014 en Asunción, Paraguay. En la agenda también están Venezuela, GLT y el cibercrimen.

Es la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) con el mayor número de participantes desde 2009, lo que subraya su importancia. En la reunión participan 28 ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros.

Una delegación de jerarquía inferior enviaron solo algunos países pequeños y Estados Unidos, cuyo Secretario de Estado, John Kerry, asiste en su lugar a una reunión en Bruselas del G7, que integra a las mayores potencias económicas occidentales y Japón.

También participan en Asunción representantes de 39 de los 70 países con estatus de observadores en la organización, entre ellos China, Corea del Sur, la Unión Europea y Kazajistán, que vino con la mayor delegación, encabezada por el vicecanciller, Yerzhan Ashikbayev.

Según fuentes de la OEA, están presentes también casi 300 miembros de organizaciones no gubernamentales y 400 periodistas.

La inclusión social en el foco

"El objetivo de los cancilleres es analizar y buscar caminos para avanzar en nuestra región en un tema muy complejo: lograr la conciliación entre el gran desafío del desarrollo económico y el problema de la inclusión social", dijo José Miguel Insulza, secretario general de la organización, en un comunicado.

Paraguay Präsident Horacio Cartes und Jose Miguel Insulza

Horacio Cartes (izq.) y José Miguel Insulza: “Todavía un tercio de la población total de América Latina vive en hogares con un ingreso de entre 4 y 10 dólares diarios".

El funcionario mencionó los avances económicos logrados en los últimos años en la región. "Al menos 60 millones de personas salieron de la pobreza en los últimos años, pero todavía es insuficiente", apuntó.

Insulza recordó que las desigualdades y la exclusión social "no han variado porque las Américas son hoy un continente más rico y desarrollado, pero sigue siendo un continente profundamente injusto, con grandes diferencias en la distribución del ingreso".

“Todavía un tercio de la población total de América Latina vive en hogares con un ingreso de entre 4 y 10 dólares diarios", destacó Insulza. Estadísticas de CEPAL indican que de los 600 millones de habitantes de la región, unos 167 millones todavía viven efectivamente debajo de la línea de pobreza.

Insulza subrayó que "ni la ampliación de la democracia, ni el mayor crecimiento económico han permitido ampliar las perspectivas de una vida mejor para muchos ciudadanos, no han convertido a nuestros países en una sociedad más igualitaria".

“Diálogo en Venezuela no avanza”

Luego de elogiar a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) porque el diálogo entre opositores y oficialistas comenzó bajo sus auspicios, acotó, sin embargo, que "vemos con tristeza que el diálogo en Venezuela no avanza" y destacó que "el diálogo supone voluntad, no sólo de hablar sino de escuchar, dejar de lado prejuicios y estar dispuestos a conceder, para encontrar terreno común".

Insulza agregó que "existen aún incertidumbres sobre el proceso de paz en Colombia, pero en Venezuela la posición es a favor del diálogo, apoyando las gestiones de los cancilleres de la Unasur". Además hizo un llamado "al gobierno y a la oposición de Venezuela, a buscar un entendimiento que todo su pueblo anhela". Finalmente, solicitó "a la comunidad internacional que exprese su respaldo al proceso interno venezolano, de manera positiva, sin presiones ni sanciones".

Declaración de no discriminación de GLT

Brasil presentó en esta reunión de la OEA también una propuesta de que se firme una declaración de no discriminación de gays, lesbianas y transgéneros (GLT). Hasta el momento solamente Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay la han firmado.

En los últimos días en Asunción, durante las conversaciones de Insulza con organizaciones de defensa de los derechos cívicos y humanos de las Américas, se registraron manifestaciones a favor y en contra de la iniciativa.

Combate contra las amenazas digitales

La OEA presentó además el informe "Tendencias en la seguridad cibernética en América Latina y el Caribe", elaborado en colaboración con la empresa Symantec, que analiza los últimos acontecimientos en ciberseguridad y cibercrimen en la región. La organización propone “desarrollar capacidades tecnológicas que permitan contar con sistemas para ser más eficientes en la prevención y la respuesta a las diversas amenazas que representa el cibercrimen".

La OEA dice que son cinco las principales amenazas que afectan a la región: las violaciones de datos; los ataques explícitos a la infraestructura de datos; las estafas en medios sociales; el uso de virus "troyanos" bancarios con el objetivo de embaucar y robar dinero, y las actividades delictivas de los ciberdelincuentes en relación con eventos de gran convocatoria, como por ejemplo el Mundial de fútbol.

Protestas y manifestaciones

Mientras Horacio Cartes, presidente de Paraguay, participaba en los prolegómenos de la reunión junto con Insulza en un foro de inversionistas privados, manifestantes protestaron contra la Alianza Público-Privada (APP), un proyecto que impulsa Cartes con el objetivo declarado de mejorar la pobre infraestructura del país.

Los manifestantes, en su mayoría de la Corriente Sindical Clasista y el Partido Paraguay Pyahura, dicen que la APP supone la “venta del país al capital extranjero” y anunciaron protestas durante la cumbre.

La OEA fue creada en 1948, como foro político para el diálogo multilateral, la integración y la toma de decisiones comunes en América. Su historia puede remontarse incluso a 1890, año en que fueron fundadas la Unión Internacional de las Repúblicas Americanas y su secretaría permanente, la Oficina Comercial de las Repúblicas Americanas.

Autor: Pablo Kummetz

Editora: Emilia Rojas Sasse