1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La guerra del fútbol: protestas en Egipto dejan tres muertos

Manifestantes salieron a las calles tras conocerse las sentencias por la muerte de 74 personas tras un partido de fútbol en febrero de 2012.

Esta tragedia comenzó a escribirse el 1 de febrero de 2012, cuando los seguidores de dos equipos de fútbol se enfrentaron en el estadio y dejaron 74 muertos. Los hinchas del equipo que hacía de local, el Al Masri, saltaron al campo de juego y empezaron a atacar a los seguidores del Al Ahli, plantel de El Cairo.

Y ahí tenemos un dato importante: los hinchas del equipo capitalino aseguran que la policía colaboró con los seguidores del Al Masri, que representa a la ciudad de Puerto Saíd, para atacarlos en esa jornada, pues los fans de Al Ahli participaron en las protestas contra el derrocado presidente egipcio Hosni Mubarak.

Ver el video 01:22

El Cairo no descansa

Las sentencias a muerte de 21 seguidores del Al Masri confirmadas este sábado (09.03.2013) no fueron suficientes para calmar los ánimos. La absolución de siete agentes de la policía detonó protestas en El Cairo, donde los seguidores de Al Ahli quemaron un club deportivo de la policía y también atacaron las oficinas de la Federación Egipcia de Fútbol.

Tres muertos

Como resultado de las protestas y los choques con la policía, tres personas murieron y al menos 14 resultaron heridas, informaron los medios egipcios. Todo esto en un ambiente confuso, donde algunos hinchas del equipo capitalino festejaban las condenas a los fans del Al Masri, al tiempo que otros protestaban por la absolución de los agentes policiales.

Entre los muertos hay un niño de ocho años y un trabajador de la ciudad de Beni Suef. Ambos cuerpos fueron hallados en la mezquita de Omar Makram, cerca de la plaza Tahrir, con heridas de bala. Mientras, el jefe de los servicios de emergencia egipcio, Mohammad Sultan, confirmó que una tercera persona murió ahogada, tras inhalar el gas lacrimógeno lanzado por la policía.

En Puerto Said, en tanto, hubo calma, a diferencia de lo sucedido en enero, cuando se dieron a conocer las condenas a muerte. En esa oportunidad, las manifestaciones dejaron un total de 40 muertos. En el proceso se sentaron 73 personas en el banquillo, que enfrentaron cargos por homicidio, negligencia o porte de armas. Las sentencias todavía pueden ser apeladas.

DZC (dpa, EFE, CNN)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema