1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Curiosidades

La futura moneda intergaláctica

En una eventual vida futura en el espacio circulará una moneda propia, a prueba de inclemencias siderales, desarrollada por la Universidad de Leicester, en Gran Bretaña.

default

En tiempos de Edwin Aldrin no había nada que comprar en la Luna. Pero eso puede cambiar...

A 50 años del lanzamiento del Sputnik, el sueño de viajar al espacio se ha transformado, de absoluta utopía para el común de los mortales, en una posibilidad real para aquellos que cuentan con suficientes recursos financieros. Y, para que no tengan que prescindir del dinero y sus beneficios en sus futuras aventuras espaciales, científicos británicos han creado monedas “contantes y sonantes” especialmente diseñadas para los viajeros.

El quid del asunto

La futura moneda, literalmente universal, servirá como medio de pago para los turistas espaciales y será capaz de resistir las extremas condiciones en el espacio. “Ninguno de los medios de pago existentes, que son utilizados en la Tierra, puede usarse en el espacio”, afirmó George Fraser de la Universidad de Leicester.

El llamado “valor nominal intergaláctico cuasi universal”, abreviado 'quid' (según sus siglas en inglés), está hecho de teflón, material que se utiliza para la fabricación de ollas y sartenes, que soporta altas temperaturas y sustancias corrosivas.

De compras a la Luna

La Universidad de Leicester desarrolló esta moneda en conjunto con el Centro Espacial Nacional y el especialista en divisas Travelex, y será ofrecida por el Banco Central británico.

Cada 'quid' mostrará a uno de los ocho planetas del Sistema Solar. Las monedas no tienen bordes afilados para que no causen heridas a los astronautas, en el caso de que floten en el ambiente por la ingravidez.

El Centro Espacial Nacional estima que los viajes al espacio se convertirán en algo cotidiano en los próximos cinco años y a partir de 2050 es posible que existan instalaciones para el turismo en la Luna.