1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La Fiscalía argentina abre una investigación por la muerte de dos espectadores

Las imágenes aéreas muestran que en la hacienda de Olavarría donde se celebraba el recital había unas 400.000 personas, cuando su capacidad era de la mitad.

La fiscal Susana Alonso abrió este domingo (12.03.2017) una investigación para determinar los motivos de los dos fallecimientos en un concierto de Carlos Alberto Solari, conocido como Indio Solari, en Olavarría, a 360 kilómetros al noroeste de Buenos Aires. En declaraciones a Radio con Vos, afirmó que, por las imágenes obtenidas a través de drones, "nos da la sensación de que el lugar estaba preparado para menos cantidad de gente".

Los cálculos de la autoridad local son similares. "Las condiciones de seguridad estaban previstas para 170.000 personas, la mitad de la gente de la que había", 350.000, "no se esperaba tanta", aseguró el intendente del municipio, Ezequiel Galli, en una rueda de prensa realizada este mediodía para aclarar lo ocurrido. Galli confirmó que los dos hombres de 40 años que fallecieron lo hicieron dentro del predio "La Colmena" en el que transcurrió el concierto, uno de ellos por un paro cardiorrespiratorio provocado por la avalancha de personas

Depurar responsabilidades

"No sé si todos tenían entradas ni cuántas vendieron", dijo la fiscal Alonso, y apuntó que una de las causas de la tragedia pudo ser el exceso de aforo. Asimismo, informó que a las 3 de la madrugada "abrieron las puertas y entró gente y más gente", si bien las declaraciones de testigos indican que "no hubo forcejeos" para acceder al predio "La Colmena", sede de una antigua cooperativa agropecuaria. La fiscal aseguró que llegará al fondo del asunto para depurar responsabilidades. "Si bien no tenemos responsabilidades legales con los fallecidos, como intendente me siento responsable de la situación", aclaró Galli en su rueda de prensa.

Algunos asistentes dijeron que el predio estaba colmado por el público cuando, en el tercer tema del recital, entró una oleada de gente que sobrepasó a los encargados de seguridad, lo que provocó una avalancha que presionó a los asistentes que ya estaban en sus sitios. Testigos presenciales dijeron que la avalancha se desencadenó probablemente por el lanzamiento de bombas de estruendo y pirotecnia. Además de los dos fallecidos, todavía permanecen hospitalizadas 12 personas, algunas por lesiones y otras por intoxicaciones, una de ellas crítica por sobredosis.

Si bien los tickets indicaban que estaba prohibida la presencia de menores de 18 años, se difundieron imágenes en las que se vieron a niños y bebés entre la multitud. "El sold out no existe para mi público; van igual", reconoció Solari en un documental de 2016 "Tsunami, un océano de gente", en referencia a los masivos conciertos que protagoniza. Sobre el escenarioa, Solari paró el concierto en varios momentos. "No sean boludos (tontos), vayan para atrás. No queremos muertos", dijo.

LGC (EFE/dpa)

DW recomienda