1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La extinción de la biodiversidad es peor que la crisis financiera

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) advirtió hoy que la extinción de animales y plantas es, en la mayoría de los casos, irreversible y tendrá peores consecuencias que la actual crisis financiera, dijo al finalizar el Congreso Mundial de la Naturaleza en Barcelona.

"El mensaje de este encuentro es que la pluralidad de especies garantiza el bienestar de la sociedad de los hombres y de la economía", dijo la directora general de la UICN, Julia Marton- Lefévre, al terminar el encuentro. La cita de Barcelona reunió durante diez días a unos 8.000 representantes del gobiernos y expertos de casi 150 países para debatir la forma de mejorar la pluralidad de especies y sus repercusiones del cambio climático en la misma.

La UICN presentó su "lista roja", en la que se encuentran las especies de animales y plantas amenazadas en todo el mundo, que suponen más de una tercera parte de las existentes. Entre los mamíferos, alrededor de una cuarta parte se encuentra amenazado por esta "crisis de especies". Los expertos calculan que existen en el mundo hasta 100 millones de especies, muchas aún por descubrir.

La UICN advirtió también de las consecuencias para las personas y para el medio ambiente de la creciente producción de biocombustibles y exigió una reducción drástica de las emisiones de CO2. Por su parte, España y Japón se declararon dispuestos a apoyar una moratoria de pesca del atún, una especie amenazada, informaron representantes de ambos países al finalizar el congreso.

Los dos apoyaron una solicitud de ese tipo, una iniciativa que se presentará a la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), que se reunirá en noviembre en Marruecos. La propuesta contempla que la pesca de atún se suspenda totalmente de mayo a junio, durante la estación de puesta de huevas, y que durante del año se limite considerablemente. La decisión es llamativa porque España es la principal nación pesquera de atún, mientras Japón es el principal mercado de venta de ese pescado.

Además, ambos países pidieron que se levanten zonas de protección del atún en aguas de las islas Baleares y otros territorios del mar Mediterráneo. Asociaciones de protección de la naturaleza saludaron la decisión. La organización WWF habló de una "señal necesaria pero tardía", pues como consecuencia de la sobrepesca y la pesca ilegal de atún, las existencias se encuentran ya al borde de la desaparición.

Según un informe del WWF, la pesca del amenazado atún rojo sigue siendo del doble de las cantidades más altas de permitidas. "No podemos permitirnos la explotación abusiva de forma duradera", advirtió Karoline Schacht, ponente experta en cuestiones de pesca de WWF Alemania. El atún rojo, conocido también como atún atlántico o de manchas azules, se utiliza especialmente para elaborar sushi en Japón, Europa y Estados Unidos. La existencia de huevas de la especie cayó en casi dos tercera partes en los últimos 30 años, según WWF.