1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

La esperanza de vida superará los 90 años en 2030

Según un estudio, en los países industrializados la esperanza de vida podría alcanzar los 90 años en 2030. La brecha entre las expectativas de los hombres y de las mujeres se está reduciendo.

La población está envejeciendo. Sin embargo, durante mucho tiempo los investigadores han dudado de que la esperanza de vida llegase a los 90 años. Ahora, científicos del Imperial College de Londres lo han confirmado.

Un grupo de investigadores dirigido por Vasilis Kontis de la Universidad británica analizó los datos de 35 países desarrollados. El estudio fue publicado en la revista especializada "The Lancet”.

Allí se destaca también un nuevo fenómeno: la brecha entre hombres y mujeres en la esperanza de vida se achicará. Los científicos llegaron a esta conclusiando en base a un modelo estadístico y a los datos de nacimiento y defunción de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Valores máximos en Corea del Sur

Hay diferencias regionales. Las mujeres en Corea del Sur tendrán el 57 por ciento de chances de llegar a más de 90 años. Según Vasilis Kontis dijo a DW, esto se debe a una mejor prevención y tratamiento de las enfermedades crónicas. Allí hay menos personas con sobrepeso que en otros países y menos fumadores. Es esperable incluso que la esperanza de vida sea aún más alta debido también a una eventual mejora de la situación económica.

Casi igual de mayores que las mujeres de Corea del Sur serán las mujeres de Francia, España y Japón. Y en Alemania, donde actualmente la esperanza de vida de los hombres es de alrededor de los 78 años, el estudio prevé que se incremente a 82 para 2030. Por su parte, se espera que en ese momento las mujeres alemanas tengan una esperanza de vida de casi 86 años. 

Esperanza de vida similar para hombres y mujeres

El estudio también muestra que la diferencia en la esperanza de vida entre mujeres y hombres se está reduciendo.

Según el informe, el hecho de que las mujeres en los países estudiados sean más mayores que los hombres se debe principalmente a que los hombres suelen sufrir lesiones mortales y fuman más. Esto incrementa el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares o cáncer de pulmón. 

¿Qué nos muestran los datos?

Los datos y estadísticas que se publican regularmente sobre la esperanza de vida son datos hipotéticos.

La esperanza de vida es la duración media esperada de tiempo de vida de un sujeto en un momento dado. Este margen se calcula utilizando un historial de mortalidad. La base para esto es la observación de la frecuencia de las muertes del pasado y las expectativas del modelo de desarrollo del futuro.

Esto significa que los valores calculados -como una esperanza de vida de alrededor de 90 años- están basados en modelos teóricos. Son un pronóstico, no un valor fijo. A su vez, la categoría "esperanza de vida" es solo un promedio. Es de 90 años, pero puede que nadie llegue esa edad. Que la gente se muera antes,  o después.

Lo que es cierto es que la media de la esperanza de vida crece en términos generales. Según la Oficina Federal de Estadística alemana, la gente vive ahora dos veces más que hace 100 años.

Envejecer: ¿qué es realmente?

La rapidez con la que envejecemos depende de varios factores. Los científicos creen que una mejor atención médica, el aumento del acceso a agua limpia, una mejor nutrición y reducción de enfermedades mortales juegan un gran papel. Y en el caso que se esté a salvo de las guerras, las catástrofes naturales, el hambre o las epidemias, es importante evitar el estrés y desarrollar un estilo de vida saludable.

Sin embargo, en algunos países, la esperanza de vida cae en lugar de subir. Siria es un ejemplo, donde ha descendido en 20 años desde el estallido de la guerra.

Las razones biológicas del envejecimiento se han investigado de manera incompleta. Se discuten muchas posibilidades. Lo cierto es que al margen de los factores externos, el envejecimiento celular en cada humano es distinto. De hecho, su estudio - el del envejecimiento de las células - podría ser un punto de partida para los investigadores interesados en la inmortalidad.

Autora: Hanna Pütz

DW recomienda