1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

La escuela Rütli cambia de imagen

La secundaria Rütli, famosa en 2006 por sus niveles de violencia, parece vivir un cambio radical, por lo menos en lo que respecta a su imagen.

default

Representantes del proyecto fueron recibidos en la cancillería alemana.

La escuela secundaria de Rütli, ubicada en el barrio bravo de Neukölln, cobró celebridad en 2006, cuando el cuerpo docente se vio orillado a pedir socorro a las autoridades de la ciudad de Berlín. El motivo: según los maestros, la situación en el plantel se había tornado incontrolable por los niveles de violencia que se habían transformado en parte de la cotidianidad.

Rütli Schüler machen Rütli-Wear

Krystian y Hussein: integración a través de la moda.

Un sello propio

El caso desató una amplia discusión sobre las políticas educativas y de integración tanto de los gobiernos estatales como de las autoridades alemanas a nivel federal. Algunas medidas fueron implementadas para evitar las agresiones entre los alumnos, y el caso dejó de figurar en los medios de comunicación.

Pero algunos pupilos no se quedaron conformes con la etiquetación que se les endilgó en aquellos días, retratándolos como "chicos problema", y a sus aulas como "escuela de terror".

Así nació, al inicio del año escolar 2006/2007, una iniciativa para que los alumnos se imprimieran un sello propio; una marca que bien podría ponerse de moda entre la juventud alemana actual.

Sus promotores dicen que Rütli Wear no es solamente un asunto empresarial. Sostienen, en cambio, que se trata de un proyecto social con el objetivo de promover una nueva identidad aún entre los más problemáticos escolapios.

¿Empresa u ONG?

“Fabricamos solidaridad, respeto y responsabilidad”, dicen los jóvenes en su página de Internet. Y no se quedan ahí. “Somos de la opinión de que una sociedad sana necesita que la economía sirva tanto a las auténticas necesidades de los seres humanos –por ejemplo, como productores o consumidores- como a la naturaleza misma”, sentencian.

La compra de las prendas de vestir "sirve para manifestar nuestra solidaridad con aquellos que sirven como chivos expiatorios de las fallidas políticas en materia pública y, al mismo tiempo, proporcionan la base financiera necesaria para el proyecto", agregan.

¿Se trata de un lema publicitario, una proclama política, o un mandamiento a manos de alguna ONG? Como la ropa misma, el concepto parece ajustarse a la talla de quien lo recibe. Por lo pronto, miembros de un taller de grabado se afanan en confeccionar coloridas camisetas o suéteres, la mayoría de los cuales ostenta el nombre de la escuela en cuestión.

Rütli-Hauptschule in Berlin Polizeischutz

En 2006, la policía tuvo que hacerse cargo de la seguridad en la escuela.

También hay cinturones, bolsas, gorros y otros accesorios en cuya promoción colaboran los propios alumnos de la escuela Rütli como modelos.

Los precios varían hasta llegar a los 36 euros como máximo; sin embargo, dicen los emprendedores, “todos nuestros harapos tienen el mismo valor y se venden ya más allá de nuestra región”

Lo que no puede debatirse es que a partir de este proyecto la imagen del plantel ha sufrido un cambio brusco. Seguramente Rütli Wear no es la solución a todos los problemas sociales de la población de Neukölln, pero por lo pronto, parece ser un buen inicio.

DW recomienda