La energía solar en América Latina: más que una promesa | Economía | DW | 26.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La energía solar en América Latina: más que una promesa

La energía solar cobra dinamismo en América Latina. Si bien ahora dominan el viento y la bioenergía entre las renovables, hay claros indicios de que también la fotovoltaica desempeñará en el futuro un importante papel.

Hasta ahora, la producción de energía solar ha sido rentable a nivel mundial solo con subvenciones estatales. Pero los precios de los módulos solares han caído drásticamente en los últimos años. Sobre todo en China se construyen enormes fábricas de paneles solares.

Desde 2006 a hoy, el precio de las instalaciones solares se ha reducido en un 60%. Una de las consecuencias de ello es que el año pasado la potencia solar instalada a nivel mundial aumentó un 40%. Buenas condiciones para el desarrollo de la energía fotovoltaica existen también en América Latina, una región con gran radiación solar.

Los países con más radiación solar promedio anual son México, Brasil, Chile y Perú. Pero también en el resto de la región, salvo las zonas más meridionales, puede aprovecharse la energía del sol, sobre tanto en forma de módulos de techo como de grandes plantas solares, estas sobre todo en los desiertos cerca de la costa del Pacífico y en el nordeste de Brasil.

México

El mercado solar mexicano se ha desarrollado hasta ahora sobre todo en forma de instalaciones no conectadas a red para la electrificación rural y equipos solartérmicos para la generación de agua caliente, por ejemplo en el marco del programa de construcción de viviendas sociales Infonavit.

Pero como el país posee un rico potencial también para grandes plantas fotovoltaicas, comienza a orientarse asimismo en ese sentido. En 2013 año se planea inaugurar la primera planta solartérmica en Sonora, el proyecto Agua Prieta II. Su construcción estará a cargo de empresas privadas siguiendo el modelo de cooperación público-privada. Supone una inversión de 252 millones de dólares y tendrá una capacidad de 650 megavatios.

La energía solar puede desempeñar en México un importante papel también en el marco del acuerdo bilateral con EE. UU., firmado por los presidentes Calderón y Obama en 2009, en el que está previsto el desarrollo de redes eléctricas transfronterizas.

Brasil

Si bien Brasil ha apostado hasta ahora por otras formas de energías regenerativas, la realización de varios proyectos permite augurar una revitalización del mercado. La empresa Solaria Brasil está trabajando en la construcción de una central fotovoltaica de 3 megavatios pico en el estado de Minas Gerais. La empresa ha puesto la mirada ahora también en la región, observando con interés los mercados de Chile, Perú y Argentina. Más allá de las fronteras europeas y americanas piensa en Israel y Japón. También el mercado solartérmico brasileño ha comenzado a moverse. El gobierno se ha fijado como meta la puesta en funcionamiento de un total de 400.000 pequeñas instalaciones para el calentamiento de agua en el marco del programa de viviendas sociales “Mi casa, mi vida”, que prevé la construcción de dos millones de viviendas en los próximos años. El país está estudiando también la creación de mecanismos de fomento de la energía fotovoltaica.

Chile

En Chile, la técnica fotovoltaica fue introducida ya en los años 90 en el marco de programas de electrificación rural. En el área de la generación eléctrica a gran escala se han creado en los últimos años nuevas condiciones marco legales y económica para su desarrollo. El norte de Chile es la región con la mayor radiación solar del mundo. El proyecto actual más interesante es Calama Solar 3, una cooperación entre la empresa Solarpack y el productor estatal de cobra CODELCO. Se espera que la instalación produzca, debido a la alta radiación solar, en total 2,69 gigavatios anuales. La planta no cuenta con subvenciones oficiales y el objetivo es que genere electricidad para la producción de cobre, que consume mucha energía. Cerca de la ciudad de Vicuña, en el norte del país, la empresa alemana Juwi construye junto con la chilena Kaltemp una central fotovoltaica de unos 5.000 módulos fotovoltaicos policristalinos con una potencia de 1.200 kilovatios. La instalación, en unos hectáreas de superficie, proporcionará energía “limpia” para la irrigación de una cercana plantación de clementinas y avocados. 

Ver el video 03:02

Análisis económico.

Perú

En el Perú, empresa Sanjosé Constructora ha comenzado el desarrollo de un parque fotovoltaico de 20 MW en el Alto de la Alianza, región de Tacna, que será el primero en el país con entrega a red.  Está planeado que la planta comience a generar energía a fines de este año, produciendo 45 GW/año, gracias a su excelente ubicación en una zona de intensa radiación solar. Sus 80.000 paneles solares fotovoltaicos generarán una potencia de 22 megavatios pico. La superficie construida del proyecto superará los 60.000 metros cuadrados. El proyecto incluye la construcción de 10 kilómetros de caminos.

Autor: Pablo Kummetz
Editor: Enrique López

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema