1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La discreta separación del Este de Ucrania

De conformidad con los Acuerdos de Minsk, los territorios separatistas deben seguir siendo parte de Ucrania. En la realidad sucede todo lo contrario: la moneda y los libros escolares son ya rusos.

A menudo se trata solo de una letra. A las puertas de Donetsk, separatistas prorrusos cambiaron en un cartel una letra por otra, transformando así una palabra en ucraniano en una palabra rusa. Los carteles de calles son sustituidos desde hace meses por indicadores en ruso. “Ya es otro país”, dice en una entrevista Igor Martinov, nombrado alcalde de Donetsk por los separatistas.

En las conversaciones de Minsk, en febrero, fue acordado que las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, con sus dos a tres millones de habitantes, recibieran más derechos, pero siguieran formando parte de Ucrania. Angela Merkel, la canciller federal alemana, y François Hollande, el presidente de Francia, lo subrayaron a comienzos de octubre en París en una reunión con Vladímir Putin y Petró Poroshenko.

La realidad es otra. Mientras las armas callan desde comienzos de septiembre, la división de la cuenca carbonífera de Donbass continúa calladamente. Sin que el mundo se dé cuenta se crean hechos consumados. Eso sucede sin que Moscú tome formalmente el control en la región ni el este de Ucrania sea anexionado oficialmente a Rusia, como sucedió con Crimea.

Rublos en lugar de grivnas

Ya hace meses, los separatistas pusieron a circular el rublo ruso paralelamente a la grivna ucraniana. El 1 de septiembre, el rublo fue declarado moneda principal en Lugansk. También en Donetsk está desplazando a la grivna como medio de pago.

También hay cambios en la educación. A fines de agosto, un convoy de camiones rusos llevó a los territorios separatistas 500 toneladas de libros de texto. Los escolares aprenden ahora con libros rusos y de acuerdo con planes de estudio rusos.

Ukraine Kohlemine Sasjadko bei Donezk ARCHIV

Mineros de Donbass: la separación de la cuenca carbonífera continúa.

Además, mucho indica que las tropas separatistas se hallan crecientemente bajo control ruso. En el marco de los Acuerdos de Minsk, Rusia envió oficialmente “asesores militares” a los territorios separatistas ucranianos. Su tarea: vigilar el alto el fuego. “Los rusos colocaron sus observadores en todos los batallones separatistas”, dijo a mediados de octubre Alexander Jodakovski, jefe de Seguridad de la autoproclamada “República Popular de Donetsk”. Así, Moscú controla a los efectivos separatistas.

Pasaportes rusos para todos

Lo que muchos separatistas desean son pasaportes rusos. Denis Pushilin, un comandante separatista, no descarta que los habitantes de la “República Popular” puedan próximamente solicitar y recibir pasaportes rusos.

Moscú no ha dicho todavía que sí, pero eso podría cambiar en el futuro. No sería nada nuevo, Moscú ha procedido de la misma manera en otros “conflictos congelados”, por ejemplo en Georgia, donde también fueron repartidos pasaportes rusos. Las separatistas provincias georgianas de Abjasia y Osetia del Sur fueron luego reconocidas por Rusia como Estados independientes.

DW recomienda