1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

La derecha neerlandesa promete mayor gasto en Defensa

En un debate electoral celebrado en La Haya, los partidos neerlandeses de la derecha moderada se comprometieron este 3 de marzo a aumentar considerablemente el gasto en Defensa si llegan a formar parte del Gobierno tras las elecciones del 15 de marzo. La discusión de más de dos horas, organizada por el grupo Comisión Atlántica, giró en torno a si los Países Bajos cumplirán con el objetivo fijado en la cumbre de la OTAN –celebrada en Gales en septiembre de 2014– donde los socios acordaron llevar sus inversiones en Seguridad a un 2 por ciento de sus respectivos PIB de aquí a 2024.

Actualmente, sólo cinco aliados –Estados Unidos, Grecia, el Reino Unido, Estonia y Polonia– cumplen ya con ese objetivo, mientras que los Países Bajos destinaron en 2017 un 1,1 por ciento de su PIB al presupuesto de Defensa. El diputado del partido calvinista SGP Elbert Dijkgraaf criticó al Gobierno saliente de liberales y laboristas por haber hecho "recortes, recortes y más recortes en el presupuesto militar”, por lo que propuso un aumento de 3.000 millones de euros entre 2017 y 2021. Los democristianos del CDA, por su parte, defendieron una subida de 2.100 millones en el presupuesto.

El CDA le echó en cara a los liberales de derecha del VVD –partido del actual primer ministro, Mark Rutte– el asumir una posición ambigua de cara a esta materia en las últimas semanas. La ministra saliente de Defensa, Jeanine Hennis-Plasschaert (VVD), propuso recientemente que el próximo Gobierno aumente la cantidad destinada a la defensa en 2.500 millones de euros, pero el programa electoral de su partido apuesta por una subida más moderada (alrededor de 1.000 millones). Los socialdemócratas del PvdA (Partido del Trabajo) y los liberales de izquierda del D66 también apoyaron un aumento en el gasto militar.

No obstante, tanto el PvdA como el D66 limitaron ese aumento a entre 400 y 500 millones de euros. Al evento no asistieron ni representantes del Partido Socialista (SP) –que reclama en su programa electoral un recorte de 1.000 millones– ni del ultraderechista PVV (Partido de la Libertad). Fuentes de la organización explicaron que los primeros decidieron anular su asistencia a última hora, mientras que los segundos no respondieron a la invitación. (EFE)