′La demora″: el silencio interior | Cultura | DW | 10.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

'La demora": el silencio interior

"La demora", tercer largometraje del cineasta uruguayo-mexicano Rodrigo Plá tuvo una cálida acogida en la Berlinale. DW conversó con el director y la guionista. La cinta aborda el cuidado de los mayores.

default

"La demora", Berlinale 2012: un padre enfermo de Alzheimer.

Tras la apertura de la sección de competencia, con la cinta “Les adieux a la Reine”, le han seguido una lluvia de filmes que integran la edición 62 la Berlinale, el Festival de Cine de Berlín. El mismo día de apertura tuvo su estreno una corproducción uruguayo-mexicano-francesa, del director uruguayo educado en México, Rodrigo Plá, cuyo guión fue escrito por Laura Santullo. Ambos comparten similares biografías. Hijos de refugiados durante la dictadura en Uruguay llegaron a México siendo niños. Ahora viven en Montevideo, donde rodaron La Demora en el 2011.

“La demora” narra la historia de una madre soltera con tres hijos pequeños que siente que no puede hacerse más cargo de su padre enfermo de Alzheimer, por lo que decide dejarlo abandonado en una plaza pública. El padre ignorante de las intenciones de su hija la espera sentado en una banca pues piensa que si se mueve de ahí ella no lo encontrará.

Después de varios premios internacionales por el segundo largometraje de Rodrigo Plá, “La zona” (2007), en la que Laura Santullo también fue guionista, el realizador presenta ahora una cinta de tono intimista que narra la difícil situación que se produce cuando los hijos tienen que asumir la responsabilidad de cuidar de los padres. La cinta fue seleccionada para participar en el Festival de Cine de Guadalajara y también será exhibida en Punta del Este, en Uruguay. Rodrigo Plá y Laura Santullo hablaron con Deutsche Welle sobre la película.

¿Rodrigo, cómo llegaste a este tema?

La demora Berlinale 2012

Director, Rodrigo Plá, guionista, Laura Santullo.

Rodrigo: La película está basada en un cuento de Laura, y se basa en el hallazgo, en un recorte de periódico mexicano, la noticia de que están abandonando ancianos en la calle y en los hospitales. Son sus familiares quienes los abandonan. Esto impacta a Laura y se pregunta sobre estos personajes, uno se pregunta ¿quiénes son estas malas personas que abandonan a sus familiares? Pero luego uno se pone en los zapatos de esas personas y trata de entenderlos y comprender lo que estaban viviendo en ese momento.

¿Laura, qué te hizo pensar ese recorte de periódico?

Laura: Uno intuye que ahí hay un drama oculto. Cuando uno lee eso empieza a pensar en la cantidad de situaciones detrás de una crisis de esa naturaleza. Hay muchas causas que podrían obligar a las personas a hacer eso y empecé a pensar en las variables. En las posibles historias detrás de un abandono. Creo también que se vincula con un momento de la vida. Yo tengo 42 años casi y uno empieza a ver de otro modo la vejez de los padres e incluso la propia vejez o la idea de la muerte. Entonces yo creo que hay un cruce. Si me llamó la atención ese artículo también tiene que ver con que son otras mis preocupaciones en esta época de la vida.

¿Cuáles son las expectativas que tienes respecto a tu película aquí en Berlín donde se exhibe en la sección FORUM, de cine joven?

Rodrigo: Ya que mencionas el cine joven de FORUM, para nosotros es un halago porque tratamos de reinventarnos con cada película y buscamos nuevos lenguajes que se ajusten a la temática de esa película. Es buenísimo que nos hayan escogido y ubicado en esa sección. Como solemos decir con Laura, las películas se completan cuando hay una audiencia que las ve. Entonces hoy asistimos al primer día de vida de esa película. Es un momento muy emocionante en un espacio importante como es la Berlinale, lo que amplía las posibilidades de difusión de la película. Estamos emocionados y esperamos que haga mucho frío afuera para que no se salga la gente.

Da la impresión de que incitar a la reflexión es un hilo conductor en las películas en las que han trabajado juntos, como fue antes La Zona (Ganadora del León de Oro de Venecia 2007). ¿Cómo trabajan juntos?

Rodrigo: La Zona también es un cuento de Laura. Es bastante similar a éste. En el caso de La Zona, la adaptación la hicimos juntos. En cambio en La Demora ella sola hizo la adaptación. Existía la necesidad de contextualizarla en Uruguay, lo que me generaba ciertas dificultades. Es una película muy intimista, ella conocía muy bien desde adentro a los personajes. Fue una decisión que se produjo en el camino. Pero en realidad, cada proceso con cada guion ha sido diferente.

Laura: Aunque en una primera etapa yo desarrollé el guión en solitario, igualmente siempre existe el momento del cambio de la estafeta y en ese sentido tuvo su forma final ya trabajado entre ambos. Tuvimos la oportunidad en esta ocasión de ir a la locación en donde se iba a rodar, así que pudimos adaptar algunas cuestiones del guión para que se ajustara a los espacios, a los actores. Incluso pude participar un poco de las improvisaciones con actores, lo que nos permitió hacer algunas modificaciones de los diálogos. Eso nos permitió adquirir una fineza del guión muy interesante.

Filmstill La demora Berlinale 2012

"La demora", Berlinale 2012: una madre soltera con tres hijos pequeños.

El catálogo del festival dice que La Demora aborda la “ambivalente y dolorosa responsabilidad familiar” ¿En qué acaba la historia?

Laura: Lo que la película presenta es la crisis de la llegada de la vejez y de asumir esa vejez de los padres, que es como un cambio de rol. Uno como hijo se maneja de un modo en la vida y hay un punto en el que los padres son como hijos de uno o pasan a estar al cuidado de uno. El poder asumir ese cambio de rol es algo muy fuerte y es lo que ocurre con el personaje central, con María, la hija, que tiene la vivencia de ese cambio de roles cuando tiene que asumir un nuevo papel en la vida. Eso es lo que la película relata, el cambio del papel de hijo al de ser responsable de una persona que depende de ti y es tu padre.

¿Tiene un final feliz?

Laura: Aunque tiene momentos dramáticos es una película que habla de las relaciones humanas entre personajes que no son buenos pero tampoco son malos. Son seres humanos que se equivocan, que tienen cierta torpeza. No sé si hablar de un final feliz pero de algún modo hija y padre encuentran la manera de vivir juntos.

¿Hasta qué punto la película refleja una situación personal, viven tus padres?

Rodrigo: Yo lo viví de manera muy cercana. Mi padre murió el año pasado, de hecho le dedico la película porque ya no llegó a verla. Llegó a ver pedacitos de la película. Viví de cerca el proceso de la vejez y la enfermedad. Había indicios de Alzheimer en mi padre, también padecía cáncer, lo que lo disminuyó mucho y aunque lo escribió Laura a mí también me llegaba mucho. Era algo que estaba muy cerca de mí. Algo de eso queda plasmado en la película.

¿La situación familiar influye en tu interés por volver a México?

Rodrigo: Mi madre sigue vivendo en México y también mis hermanos, pero la decisión es ahora familiar. Tenemos ganas de volver por muchas cosas. Yo nací en Uruguay pero me crié en México adonde llegué a los 9 años entonces he aprendido a vivir con esta doble nacionalidad pero mi vida adulta la desarrollé más en México. Tengo mucha gente muy cercana, tengo familia e incluso profesionalmente tenemos un espacio mucho más claro. México es un país más grande también que tiene una industria cinematográfica y podemos vivir de nuestra profesión. Estamos contemplando la posibilidad de volver y hacer una nueva película por allá.

¿Cómo se percibe la producción cinematográfica en México. Aquí en Europa se dice que está atravesando un muy buen momento, pero cómo se ve siendo cineasta?

Rodrigo: Hará unos diez años que a mí me gustan las películas mexicanas. Desde entonces siempre encuentro películas que me entusiasman, con las cuales me siento cercano y eso es un estímulo también como cineasta, encontrar colegas que hacen muy buenas cosas. Creo que es el producto de muchas situaciones, es producto desde las escuelas de cine que han forjado durante años a cineastas incluso debido a una situación muy particular que vive el país. Es un país que vive en efervescencia, en crisis, una muy fuerte en este momento. La gente vive al día y eso es como una olla a presión que genera artísticamente cosas muy interesantes. Ha aumentado la producción cinematográfica y también hay incentivos fiscales que permiten destinar dinero al cine, entonces, hay una producción de cine y se están formando nuevas generaciones y están surgiendo cosas muy interesantes y de una gran diversidad.

¿Laura, te inspira como escritora México a abordar nuevos temas?

Laura: México me inspira como persona. Yo sí me siento bastante uruguaya, siento una partición a la mitad de mí misma con respecto a los dos países. Sin embargo México, al tener tal diversidad cultural y social, te pone en contacto con muchas realidades, que están ahí para quien tenga interés en ellas. Si uno intenta experimentar, es un país que tiene muchísimos estímulos, está lleno de historias incluso dramáticas que están ah, si uno desea verlas. Es un país que extrañamos y siempre estaremos algo divididos, siempre extrañaremos algo.

Autora: Eva Usi

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda