1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La delicada misión de Sigmar Gabriel en Arabia Saudí

Exportaciones de armas, derechos humanos, la amenaza de la milicia terrorista Estado Islámico: al ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, le aguardan temas difíciles en su visita a Arabia Saudí.

En su visita a Riad, la capital de Arabia Saudí, este fin de semana, el ministro alemán de Economía y vicecanciller, Sigmar Gabriel, deberá abordar la difícil situación de los derechos humanos en el país árabe sin enfadar a los saudíes. Al mismo tiempo, deberá allanar el camino para nuevos y prometedores contactos, sobre todo en el desarrollo de las energías renovables en la península árabe. Se podría decir que Gabriel tiene una doble misión: en calidad de ministro de Economía deberá hacer publicidad para las inversiones alemanas, como vicecanciller, es el representante de mayor rango del Gobierno alemán que visita Riad, desde que el “Estado Islámico” se estableciera en Siria, Irak y Libia – y confrontara el régimen saudí con nuevos retos.

Caso Badawi

Gabriel dijo que intercederá a favor de Raef Badawi.

Gabriel dijo que intercederá a favor de Raef Badawi.

El caso Badawi seguramente será uno de los temas más delicados para Gabriel. Al bloguero saudí se le imputa haber insultado el Islam en su página web. Ha sido condenado a mil latigazos, de los cuales ya recibió los primeros cincuenta. Un castigo draconiano, al que el activista de 31 años probablemente no sobrevivirá si se aplica en su totalidad.

¿Cómo puede Gabriel ayudar al bloguero? Según informes recientes, el juicio contra Badawi podría ser retomado, y entonces incluso podría ser condenado a pena de muerte. El pasado miércoles, durante una visita del ministro saudí de Petróleo en Berlín, Gabriel no mencionó directamente el caso, pero dijo que, si se pretende que la cooperación entre Alemania y Arabia Saudí sea equitativa, se deberán respetar el Estado de derecho y los derechos humanos.

Entre exportaciones de armas y el EI

Otro tema delicado es el de las exportaciones de armas: en 2012, Arabia Saudí fue el mayor importador de armas alemanas en el mundo. No obstante, el ministro de Economía quiere frenar la venta de armas a ese país. De ahí que, en enero, el Consejo de Seguridad de Alemania acordara suspender, de momento, el suministro de armas a Arabia Saudí. Además, Gabriel rechazó conscientemente invitar a su viaje a representantes de la industria armamentista alemana.

Alemania justifica la suspensión de las exportaciones por la inestabilidad que reina en la región. Los saudíes, por su parte, insistirán en que forman parte de la coalición internacional que lucha contra la milicia terrorista del Estado Islámico, por lo que necesitan las armas alemanas.

Gabriel hace publicidad para la energía solar en el desierto.

Gabriel hace publicidad para la energía solar en el desierto.

Energía solar en el país del petróleo

En cambio, Gabriel buscará hablar sobre las perspectivas de las energías renovables en la región del Golfo. Arabia Saudí aún posee una inmensa riqueza petrolera y de gas, y hasta ahora el bajo precio del crudo no le ha afectado mucho. La energía solar y eólica aún juegan un papel secundario. No obstante, una tercera parte de la producción de petróleo ya se usa para el consumo interno del país. Sobre todo la energía solar podría ser empleada para las instalaciones de aire acondicionado y de tratamiento de aguas. Un programa para el desarrollo de energías limpias, de un volumen de 100 mil millones de dólares, fracasó debido a oposiciones internas en la casa real. Sigmar Gabriel tratará de convencer a sus contactos para que lleven a la práctica el programa.

Las demás visitas del vicecanciller alemán a los Emiratos Árabes Unidos y Catar prometen ser menos conflictivas.

DW recomienda