“La cumbre legitima al régimen norcoreano” | El Mundo | DW | 12.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“La cumbre legitima al régimen norcoreano”

La cumbre del presidente estadounidense y el gobernante norcoreano es celebrada como un éxito. En entrevista con DW, Janka Oertel, del German Marshall Fund, previene de un entusiasmo excesivo.

DW: Vimos las imágenes de Donald Trump y Kim Jong-un firmando la declaración en Singapur. ¿En qué medida ayuda esto a Corea del Norte a volver al escenario internacional?

Janka Oertel: Un encuentro con el presidente estadounidense es la mejor legitimación que se puede obtener. La cumbre legitima a este régimen norcoreano. Se podría hablar de un daño colateral. Que dialoguen es preferible a que se amenacen recíprocamente, pero hay un daño colateral para los derechos humanos. Eso no se debe olvidar: este dictador tiene un saldo terrible en lo tocante a derechos humanos.

Pero Corea del Norte está en proceso de cambio. Hay gente joven que mira telenovelas surcoreanas, porque se introducen pen drives de contrabando al país. Ellos saben lo que se pierden. Se gesta algo así como una economía de mercado. Casi el 50 por ciento del producto interno bruto se genera hoy en día, supuestamente, en el mercado, por medio de mecanismos económicos. Hay por consiguiente un cambio. Kim necesita más legitimación del exterior, porque no puede conseguirla por la vía del bienestar, como lo hace por ejemplo China.

A propósito de legitimación, Donald Trump fue muy criticado por haberle posibilitado a  Kim este encuentro, sin recibir verdaderas concesiones, especialmente en cuanto a la desnuclearización. ¿Deberían por lo pronto cesar ahora las críticas, tras el primer diálogo?

En muchos aspectos, este es un juego de azar. La estrategia seguida hasta ahora con Corea del Norte no funcionó. Ahora, este camino inusual quizás haya servido. Simplemente deberíamos reconocer que esta vía tiene ventajas. Se logró poder sostener conversaciones con Corea del Norte. Hace poco estábamos aún ante los umbrales de una guerra atómica. El presidente estadounidense realmente reflexionó sobre las opciones militares en la península coreana. Eso habría acarreado millones de muertes. En consecuencia, el diálogo es mejor que una guerra, independientemente de cuánto teatro y circo haya habido.

Europa se mantuvo en el pasado reservada en cuanto a tomar cartas en el asunto de Corea del Norte. Pero en los últimos meses ha cambiado la percepción pública de Kim Jong-un. ¿Cómo ve Europa la cumbre de Trump y Kim?

Creo que debemos tener cuidado de no convertir a Kim Jong-un en una estrella de rock, solo porque es una persona extraña con un extraño corte de pelo, que se paseó así por Singapur. Debemos ser muy cautelosos con esas imágenes y hablar sobre lo sustancial de este encuentro y no sobre el espectáculo, porque eso solo ayudaría a Kim. No debemos ser hipócritas.

Hay que tener cuidado con la afirmación de que Europa se ha mostrado hasta ahora reservada en cuanto a Corea del Norte. Los europeos están presentes en Pyongyang. Existen relaciones diplomáticas con Corea del Norte. Alemania tiene relaciones diplomáticas, tenemos una embajada allí; los suecos se ocupan actualmente de todos los asuntos consulares de Estados Unidos. Hay pues muchas oportunidades y vías para que los europeos sean parte de un acercamiento. Pero, naturalmente, Europa no ha intentado hasta ahora presentarse como parte en las negociaciones, porque este conflicto no afecta su seguridad tanto como la de los países de la región o la de Estados Unidos. No obstante, en el caso del acuerdo con Irán, los europeos demostraron que pueden participar en semejantes procesos serios. Y muchos expertos piensan que un posible acuerdo con Corea del Norte podría asemejarse al sellado con Irán. Dicho acuerdo fue abandonado por Trump, pero quizá el presidente estadounidense aprecie más un acuerdo con Crea del Norte, porque él mismo sería quien lo firme.

Charlotte Voß (ER/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda