1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

“La corrupción afecta a la mujer y avasalla sus derechos”

La lucha por la igualdad en Argentina también implica combatir la corrupción, que afecta de distinta manera a las mujeres, dice Monique Thiteux-Altschul, directora ejecutiva de la Fundación Mujeres en Igualdad (M.E.I.)

Monique Thitieux-Altschul, Präsidentin des M.E.I.

Monique Thiteux-Altschul, presidenta de la ONG Mujeres en Igualdad (M.E.I.) y

Deutsche Welle: ¿Cuáles fueron hasta ahora, en su opinión, los progresos más importantes en cuanto a igualdad de género en Argentina?

Monique Thiteux-Altschul: Uno de los avances más importantes es que hay leyes mucho más completas. Argentina cuenta con una ley, la 26.485, que plantea todas las posiblidades, tanto de prevención como de protección y asistencia, describe todos los tipos de violencia, y está inspirada en la Convención de Belém do Pará (1994), que rige para toda América Latina. Pero en lo que todavía estamos muy atrasados es en la implementación de la ley. Si bien el Poder Ejecutivo cuenta con un Consejo Nacional de las mujeres, este consejo no tiene un nivel de ministerio. Necesitaríamos un Ministerio de la mujer con un presupuesto acorde a esto. Más aún porque notamos que sigue aumentando la frecuencia con la que se producen femicidios. Hasta el año pasado, cada 40 horas era asesinada una mujer por violencia de género, y ahora es asesinada una mujer cada 30 horas. Y sigue aumentando a pesar de la legislación.

¿Cómo es el panorama en el nuevo Gobierno en cuanto a las cuotas?

Contamos con un cupo de mujeres en el gobierno: casi el 40 por ciento de las diputadas son mujeres, y lo mismo vale para las senadoras. De todos modos, falta muchísimo por hacer. Este es un momento muy particular, de cambio político.

¿Cuál es el panorama actual con respecto al tráfico de mujeres en Argentina?

Monique Thiteux-Altschul: La ola de violencia machista en Argentina comenzó durante la crisis económica.

Monique Thiteux-Altschul: "La ola de violencia machista en Argentina comenzó durante la crisis económica".

La trata es un tema grave. Argentina es un país abolicionista, es decir, que aquí está prohibida la explotación de la prostitución ajena. No podría existir un solo prostíbulo en el territorio argentino, y sin embargo, siguen existiendo. Y en muchísimos de ellos hay trata de mujeres. No existe un tema aceitado para luchar contra la trata porque es un tema inherente a la corrupción. La Policía, por lo general, protege a esos prostíbulos. Pero también hay funcionarios, intendentes de pueblos, que concurren a esos prostíbulos y, por lo tanto, los protegen.

¿Se han producido cambios en cuanto a la violencia familiar en Argentina?

Hay medidas contra la violencia familiar, pero lo que ocurre es que hay un alto nivel de desarticulación. Se hacen esfuerzos individuales que luego desaparecen. Hay muchas ONG que trabajan en el tema, pero no están rentadas, solo lo pueden hacer cuando tienen algún proyecto subsidiado. Y las oficinas del Estado también cuentan con campañas esporádicas. Creemos que la prevención es fundamental, y que se tendría que trabajar esto en las escuelas secundarias, que es donde comienza la violencia machista: en los noviazgos adolescentes.

¿Cuándo y por qué se produjo este aumento de la violencia machista?

La violencia machista se ha incrementado muchísimo a partir del año 2001, durante la crisis económica en Argentina, cuando las mujeres salieron a trabajar aceptando todo tipo de trabajo, sobre todo en las zonas más vulnerables, muchas veces como “cartoneras”, es decir, recogiendo cartones, papel y vidrio para revenderlos. Los hombres perdieron sus trabajos y cayeron en una depresión, recurriendo al alcohol porque dejaron de tener el rol de proveedor en la familia. El hombre ve que ya no puede poseer a la mujer como si fuera un objeto, y allí comienza la violencia.

¿Cómo afecta la corrupción en América Latina los derechos de la mujer?

Desde Mujeres en Igualdad estamos organizando el Cuarto Foro para Mujeres contra la Corrupción para octubre de 2016. Este foro está basado en la idea de analizar cómo afecta la corrupción los derechos de las mujeres. Estamos convocando a mujeres del primer mundo para que nos cuenten cómo son las políticas públicas y los presupuestos de género que están llevando adelante en sus países. La corrupción afecta de distinta manera a las mujeres y avasalla sus derechos. Queremos lograr estrategias para contrarrestar la corrupción que afecta a los derechos de las mujeres. Especialmente en lo referente a la transparencia y el acceso a la información, al acceso a la Justicia y a las políticas de presupuestos públicos para prevenir la violencia y asistir a las víctimas.

A los tres foros anteriores concurrieron muchas mujeres de África y de Asia, de casi todos los países de América Latina, y el diagnóstico es casi siempre el mismo: sabemos lo que ocurre, pero no sabemos cómo remediarlo. Para remediarlo, creo que tenemos que adoptar muchas de las políticas que existen en el primer mundo. Por ejemplo, que haya Justicia de género, tribunales en los que una mujer que sufre violencia de género entre en cuanto empieza a estar preocupada por el tema, para que la apoyen y pueda seguir allí todo el camino hasta la denuncia.

Monique Thiteux-Altschul es Profesora de literatura, artista plástica, feminista y una de las voces más importantes del movimiento de mujeres en la Argentina.

DW recomienda