1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

"La Comisión contra la Impunidad en Guatemala necesita apoyo internacional"

El asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg ha sumido a Guatemala en una grave crisis institucional. En un video publicado tras su muerte, el letrado involucra al presidente, Álvaro Colom. DW habló con un experto.

default

Imagen del vídeo en el que el abogado Rodrigo Rosenberg acusa al presidente Álvaro Colom de su asesinato.

Desde la restauración de la democracia, en 1986, el Estado guatemalteco no afrontaba una crisis de credibilidad de tal magnitud. El asesinato del prestigioso abogado Rodrigo Rosenberg, el pasado 10 de mayo, ha salpicado a las más altas instituciones del país. Días antes de su muerte, el letrado grabó un video en el que atribuía directamente su probable muerte al presidente guatemalteco, Álvaro Colom. La cinta salió a la luz al día siguiente de ser asesinado en un barrio residencial de Ciudad de Guatemala.

"Si usted está en este momento oyendo o viendo este mensaje, es porque fui asesinado por el señor presidente Álvaro Colom", afirma Rosenberg en la grabación. El abogado acusa también a la esposa de Colom, Sandra Torres, y al secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos. Además, vincula su asesinato al del empresario Khalil Musa y su hija Marjorie, tres semanas antes, a manos de sicarios. Musa, cliente de Rosenberg, se preparaba para asumir la dirección del banco Banrural, de capital mixto, y uno de los más florecientes del país.

Investigación complicada

Desde la publicación del video, los hechos se han precipitado en Guatemala. Mientras el presidente reaccionaba con prontitud atribuyendo los hechos a "una conspiración" como respuesta a los golpes de su Gobierno contra los cárteles de la droga y los abusos cometidos por militares, en la calle se sucedieron las protestas. Partidarios y detractores de Álvaro Colom se manifestaron. Unos, para mostrar su apoyo al mandatario. Los otros, para demandar "paz y justicia" y el inicio de un proceso contra Colom.

Guatemala Proteste Mai 2009

Miles de guatemaltecos salieron a la calle a favor y en contra de Colom.

De momento, las investigaciones para aclarar las circunstancias del asesinato de Rosenberg ya están en marcha. Un proceso que no será, ni mucho menos, sencillo. Sobre todo, por las dudas que despierta el papel que pueda jugar la Fiscalía. El fiscal general guatemalteco, Amílcar Velásquez, fue nombrado en el cargo por el propio Colom. Tanto es así, que la misma Unión Europea (UE) realizó un llamamiento a una investigación imparcial e independiente de los hechos, en la cual debe jugar un rol fundamental la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), presidida por el español Carlos Castresana.

Exigencias de imparcialidad

Para el politólogo del Instituto Alemán para Estudios Globales y de Área (GIGA) Otto Argueta, CICIG es "la única opción" para asegurar una investigación independiente del asesinato de Rosenberg. Una auténtica prueba de fuego para la comisión creada bajo el auspicio de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En conversación con Deutsche Welle, Argueta explicó que en Guatemala "existen estructuras paralelas interesadas en que CICIG no avance". Es por ello que, para el experto del GIGA, los resultados de la investigación van a ser "vitales para su futuro". Para ello, CICIG "necesitará el apoyo internacional".

Si la comisión consigue realizar su trabajo y reunir pruebas contra Colom, el proceso debería conducir, según Argueta, "a la retirada de la inmunidad" al presidente y al adelanto de elecciones. Otro escenario, sin embargo, es posible. Que no se pueda vincular finalmente al mandatario con los hechos, algo que para Argueta conduciría a "una deslegitimación del CICIG de cara a la opinión pública".

Guatemala, en el punto de mira

Guatemalas Präsident Alvaro Colom

Álvaro Colom, en una imagen de archivo.

Sea como sea, el asesinato del abogado Rosenberg ha desatado reacciones muy diversas de los principales actores internacionales. Por un lado, los países europeos, que apuestan sin fisuras por "el fortalecimiento de las instituciones públicas" en Guatemala. Por otro lado, Estados Unidos, cuya prioridad "se orienta de forma más importante hacia los aspectos de política militar", subraya el experto del GIGA.

Mientras la UE apoya firmemente la tarea de la Comisión contra la Impunidad y sostiene la exigencia de imparcialidad, el mensaje político de Washington tiene un matiz distinto. "El hecho de haber ofrecido el envío de agentes del FBI para colaborar con la investigación es una manera de decir que no dan crédito a la acusación contra Colom en el video", sostiene Argueta.

Autor: Emili Vinagre

Editor: Pablo Kummetz