1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La CDU de Merkel celebra congreso centrado en su reelección

La Unión Cristianodemócrata de la canciller alemana celebra hoy y mañana su congreso federal, centrado en su reelección como líder y la búsqueda de la cohesión interna de cara a los comicios generales de 2017.

Merkel se someterá este martes (6.12.2016) al voto de los más de mil delegados de la CDU presentes en Essen, oeste de Alemania, dos semanas después de haber anunciado que optará al que sería su cuarto mandato como canciller en los comicios previstos para dentro de diez meses.

En 2000, cuando alcanzó la presidencia de la CDU, obtuvo un 95,6 % de los votos de los delegados y desde entonces ha sido ratificada en el cargo cada dos años con resultados que oscilaron entre el mínimo del 88,4 %, en 2004, y el récord del 97,9 % de 2012.

Dos años atrás, en 2014, obtuvo un 96,7 % y para esta ocasión se prevé un resultado considerablemente más bajo, aunque por encima del 80 %.

El secretario general de la CDU, Peter Tauber, expresó esta mañana, en declaraciones a la televisión pública ZDF, su confianza en que el congreso ratificará a Merkel "con un buen resultado", sin aventurar porcentajes.

Campaña será "más combativa y emocional que nunca"

Tauber ha avanzado, asimismo, que la campaña electoral para las generales será "más emocional que nunca" y también más combativa, ya que por primera vez en la historia de la República Federal de Alemania (RFA) hay una formación de la derecha radical con opciones reales a acceder al Parlamento (Bundestag).

Se trata de Alternativa para Alemania (AfD), a la que los sondeos actualmente pronostican entre un 12 y un 15 %, claramente por encima del mínimo del 5 % necesario para obtener escaños.

La moción aprobada ayer por la presidencia del partido para el congreso de Essen incluye concesiones el ala más derechista de la CDU y también a su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), como la agilización de las expulsiones de los refugiados sin perspectivas de ser admitidos en el país como asilados.

Asimismo, la moción de la presidencia descarta explícitamente cualquier aumento de los impuestos, en caso de ganar las generales del año próximo.

Merkel, quien en toda la crisis migratoria ha rechazado imponer un límite cuantitativo a la acogida de refugiados, aspira a consensuar con la CSU un programa electoral común, para lo que habrá un reunión de dos días entre ambos partidos, a principios de febrero, en Múnich.

El congreso de Essen tiene para Merkel un significado especial, ya que en esa misma ciudad de la cuenca minera del Ruhr se celebró en 2000 el congreso del que salió convertida en jefa de la CDU, entonces en la oposición.

CP (efe, rtr)

DW recomienda