1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La calma vuelve a Múnich tras horas de tensión ante un posible ataque terrorista

Había "amenazas concretas", desveladas por servicios secretos aliados, que "no podían ser ignoradas". Más de medio millar de agentes tomaron las dos estaciones de tren donde se sospechaba que atentaría Estado Islámico.

"No vamos a dejar que los terroristas quieran dictar nuestras vidas", dijo el ministro del Interior del estado federado de Baviera, Joachim Hermann (a la derecha en la imagen). En una rueda de prensa ofrecida en la madrugada de este primero de enero, informó de que la organización terrorista Estado Islámico había planeado un atentado suicida en Múnich, la capital de esta región del sur de Alemania.

Informaciones procedentes de servicios secretos aliados habían hecho saltar la alarma, ante lo que la policía desalojó la estación central de la ciudad y la del barrio de Passing, donde se esperaba que pudieran producirse los atentados en torno a la medianoche, además de recomendar a la población evitar las aglomeraciones de gente. La policía ha anunciado que ambas estaciones volvían a ser abiertas al público a las 4.15 (advirtiendo que "permaneceremos en el lugar con los ojos bien abiertos" y mostrándose "felices de que nada haya pasado").

El jefe policial de la ciudad, Hubertus Andrä (izquierda en la imagen), detalló durante la rueda de prensa que el atentado iba a ser perpetrado por un grupo de entre cinco y siete hombres. Era una "amenaza concreta" que no podía ser ignorada, dijo, a pesar de no estar confirmada.

La amenaza obligó a la policía a desplegar a unos 550 agentes. Sin embargo, los controles policiales hasta ahora no han dado resultado alguno ni se han producido detenciones.

München - Terrorwarnung

La policía desaloja la estación central de Múnich durante la noche de Año Nuevo.

Hermann comparó la situación con la que se vivió hace pocas semanas en Hannover donde un partido de fútbol entre Alemania y Holanda tuvo que cancelarse debido a la amenaza terrorista. "Todavía espero que esta noche termine en paz", dijo Hermann.

LGC (dpa / EFE)


DW recomienda