1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

La cabeza en la arena

Los editorialistas comentan hoy la caída del primer ministro checo, Mirek Topolanek.

default

Mirek Topolanek

A maltraer

Le Monde, París: “Y ahora Praga. Después de Letonia y Hungría, la República Checa es el tercer país de Europa Central que cae debido a la crisis económica. (…) Los bancos occidentales, a los que la crisis tiene a maltraer, conceden poco crédito. Las empresas reducen la producción, monedas se precipitan al abismo, los acreedores se quedan sin aire. En los países en los que la democracia es aún una idea nueva, ello produce un cóctel explosivo. Colocar la cabeza en la arena no es una buena idea para el resto de los países europeos. Pues los intereses económicos están tan entrelazados, que una gran crisis en los bordes la UE tendrá considerables efectos también en su centro.”

Extrema irresponsabilidad

Gazeta Wyborcza, Varsovia: “El voto de desconfianza contra el primer ministro checo es una expresión de extrema irresponsabilidad de los políticos checos. Las elites renuncian por lo general a un ajuste de cuentas internas durante la presidencia de la UE. Turbulencias políticas impiden además ahora la ratificación del Tratado de Lisboa por parte de la República Checa hasta el fin de su presidencia. Luego, cuando la presión desaparezca, será aún más difícil.”

Una presidencia permanente

Basler Zeitung, Basilea: “La caída del gobierno checo en medio de la presidencia de la UE no podía producirse en momento más inoportuno. Si bien el gobierno interino checo podrá continuar administrando los trámites de la UE hasta fines de junio sin grandes problemas, la crisis financiera y económica exige de la UE más que trabajo rutinario. Y en ello la presidencia de la UE desempeña un importante papel. Debido a las elecciones para el Parlamento Europeo en junio, también la Comisión de la UE y el Parlamento Europeo se hallan como paralizados. El periodo de Barroso en su cargo termina en otoño. Justamente la República Checa, que tiene tantos problemas para ratificar el Tratado de Lisboa, demuestra la necesidad de complementar la presidencia rotativa cada medio año con un presidente permanente de la UE, tal como está previsto en el Tratado.”

La presidencia sueca, clave

Dagens Nyheter, Estocolmo: “El gobierno de la República checa ha caído y la UE carece por lo tanto una presidencia con mandato político. La crisis económica parece transformarse en una crisis política para toda la cooperación dentro de la UE. (…) A corto plazo, la evidencia de los problemas en Europa significa que los tres grandes miembros, Gran Bretaña, Francia y Alemania, hablarán por toda la UE. Los Estados más pequeños se verán reducidos a meros espectadores. A largo plazo existe el peligro de que se reduzca su lealtad para con la UE. Todo el proyecto podría entonces ralentizarse e incluso detenerse. Si la UE tropieza o no en los próximos meses dependerá en gran medida de lo que haga la presidencia sueca en la segunda mitad del año.”

DW recomienda