1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La búsqueda de la paz en Colombia: una mirada europea

Cientos de colombianos se reúnen esta semana en Europa en torno a las “Mesas europeas de paz”. ¿Qué tienen para aportar a los diálogos de paz entre FARC y gobierno colombiano en La Habana?

default

Un mapa vacío de Colombia se llenó de deseos en el encuentro "Mesas europeas de paz"

Cientos de colombianos se reúnen esta semana en Europa en torno a las “Mesas europeas de paz”. ¿Qué tienen para aportar a los diálogos de paz en La Habana entre las FARC y el Gobierno colombiano?

“Un clamor por que se haga todo lo posible por arropar el proceso de paz colombiano y la exigencia de que no haya justificación para que los negociadores en La Habana se levanten de esa mesa sin haber firmado el acuerdo”, así, a grandes rasgos, resume la congresista colombiana Gloria Stella Díaz, del Movimiento Mira, lo escuchado en los encuentros con sus compatriotas en el extranjero en esta semana en Londres, Berlín, Bruselas, París y Barcelona,

José Camelo Ramos, J.C. Martínez, Hernando Hernández, Gloria Stella Díaz: Kolumbien: « Mesas europeas de paz », Brüssel, 22.05.3013, Bild. Banchón Bild: DW/ Banchón

José Camelo Ramos, J.C. Martínez, Hernando Hernández, Gloria Stella Díaz: Kolumbien: « Mesas europeas de paz », conferencia de prensa, Bruselas, 22.05.3013

“Su mirada es esperanzada y sienten que es una oportunidad que no podemos desaprovechar, que es el momento para comenzar a andar sobre los cambios estructurales y de fondo que requiere nuestra nación: en lo político, en lo social, en lo económico, para que los que vengan no tengan que salir de su patria”: así percibe a sus compatriotas, según cuenta a DW el congresista Hernando Hernández, del Polo Democrático Alternativo.

Estos encuentros, que se enmarcan en las Comisiones de Paz del Congreso de Colombia, son apoyados por Naciones Unidas y, en Europa, por la Oficina Internacional de Derechos Humanos – Acción Colombia (OIDHACO). En ese contexto, cinco congresistas de cinco partidos políticos colombianos se dieron a la tarea de llevar el diálogo abierto en el país a los que residen, voluntaria o involuntariamente, en el extranjero. No son pocos los que emigraron a consecuencia de la violencia.

Kolumbien Friedensgespräche in Brüssel Mercedes Rincón Espinel

Mercedes Rincón Espinel, congresista por Cambio Radical

Después de 60 años de conflicto armado, sin que ni las guerrillas ni el gobierno lograsen vencer por medio de las armas, “tanto en el extranjero como en Colombia la gente piensa parecido: vale la pena apostarle a la paz y la única vía es la negociación”, dice a DW por su parte Mercedes Rincón Espinel, de Cambio Radical, “Pero queremos una paz con derecho a la verdad”, acota.

Víctimas y victimarios

Efectivamente, el capítulo cinco del Acuerdo General para la terminación del conflicto se prevé como el más delicado de la negociación: las víctimas. ¿Qué pide a este respecto la sociedad civil?

Kolumbien Friedensgespräche in Brüssel Hernando Hernández

Hernando Hernández, congresista por Polo Democrático Alternativo

“Un deseo común es que se cuente con la presencia de mujeres en las negociaciones de La Habana”, cuenta la congresista Díaz: “no sólo porque han tenido que entregar a sus hijos y sus parejas para la guerra, sino porque sus cuerpos han sido utilizado como arma de guerra. Tanto a víctimas como a victimarios habrá que visibilizarlos. Éste es el punto más polémico, porque hasta el día de hoy las FARC no reconocen los daños causados a la sociedad civil. Queremos la paz, pero no a costo de la impunidad”, responde Díaz.

¿El listón muy alto?

Éste no es el primer intento de llegar a un acuerdo con los grupos armados colombianos. Con todo, según dice a DW René Orejuela, refugiado político en Bélgica, el tenor es la esperanza.

Kolumbien Friedensgespräche Marie Nagy

Marie Nagy, política belga de origen colombiano, y Juan Carlos Martínez Gutiérrez, del Partido de la U

“Esperamos que en La Habana se pacte un cese el fuego y que las otras guerrillas que existen en Colombia, como el EPL y ELN, puedan comprometerse en un diálogo político con el gobierno. “Comenzar por un cese de fuego bilateral sería una garantía eficaz”, subraya Orejuela, exmilitante de la Unión Patriótica (UP), una fracción que desmovilizada de las FARC pactó su inserción política en 1985 y muchos de cuyos militantes fueron asesinados luego selectivamente por paramilitares.

No obstante, “hay que despejar la ilusión de que el proceso de paz va a resolver todos los problemas de Colombia en términos socioeconómicos. Hay que resaltar que con el proceso de paz se trata de poner fin al conflicto armado, reconocer a las víctimas, restituir tierras y definir cómo se va ratificar ese acuerdo”, dice a DW Marie Nagy, política belga de origen colombiano que acude a las mesas de paz como ciudadana en el extranjero. . “De lo contrario va a haber mucha desilusión”, opina.

Firmado el acuerdo, ¿habrá paz?

¿La firma del acuerdo traerá la paz? “Yo creo que sí”, responde a DW Juan Carlos Martínez Gutiérrez, diputado por el oficialista Partido de la U y vicepresidente de las Comisiones de Paz. Y su cálculo es claro: “Llegué al congreso proponiendo que le bajáramos los recursos a la guerra y pusiéramos más recursos a lo social. Ahora todavía hay la excusa de que estamos en guerra. Firmado este proceso, tengo todos los elementos técnicos y profesionales para exigir quitarle plata a la guerra y ponérsela a lo social”.

Kolumbien Friedensgespräche in Brüssel

Deseos para la época postconflicto

En este punto, la Unión Europea puede apoyar el proceso colombiano. “Con la experiencia de países que han superado conflictos, como Alemania, y en la implementación de lo que salga del acuerdo”, dice Martínez Gutiérrez, que junto con los otros congresistas se ha reunido durante la gira con autoridades europeas. Y el liberal José Camelo Ramos coincide: en la construcción del postconflicto puede apoyar la UE, pues “si quiere que sus negocios con Colombia avancen, tendrá que contribuir, con su cooperación, a su paz”.

Autora: Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda