1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La última ejecución

Hace 60 años fue ejecutado por última vez en Alemania Occidental un criminal, poco antes de que la pena de muerte fuera abolida por la nueva Constitución.

default

Con esta guillotina, hoy expuesta en un museo, fue ejecutado Richard Schuh el 18 de febrero de 1949.

El atracador y asesino Richard Schuh fue el último en subir en Alemania Occidental, el 18 de febrero de 1949, al cadalso. Como dice el acta de la ejecución, Schuh permitió “tranquilo y sin decir nada el guillotinamiento por parte del verdugo y sus asistentes”. Un sacerdote dijo un rezo en voz alta y luego “el cadáver fue colocado en un ataúd y entregado a un enviado del Instituto Anatómico”.

El destino de Schuh fue típico de la posguerra. Mecánico de profesión, nacido en 1920 como hijo ilegítimo de la hija de un agricultor, Schuh fue enrolado en la Luftwaffe (Fuerza Aérea), donde sirvió como tirador de a bordo en aviones de combate. Luego de algún tiempo como prisionero de guerra en un campo de internamiento norteamericano, financió su vida con trabajos ocasionales. En ese tiempo no sabía muy bien qué hacer con su vida, según dijeron testigos ante el tribunal.

El 28 de enero de 1948, un camionero se avino a llevarlo un trecho del camino de regreso del trabajo. Schuh lo mató con su vieja pistola de la Wehrmacht, dejó el cadáver a la vera de la ruta y desmontó con dos amigos los neumáticos casi nuevos del camión, para venderlos en el mercado negro.

Pero el trío fue identificado. El Tribunal Regional de Tubinga condenó a Schuh el 14 de mayo de 1948 a la pena de muerte por asesinato en concurrencia con asalto agravado. Los jueces no reconocieron circunstancias atenuantes, a pesar de que en la fundamentación del fallo escribieron que “Schuh perdió, debido a la larga guerra y del caos de la posguerra el respeto por la vida humana y, debido al servicio militar, fue educado para la violencia más que para el orden y la moral”.

La Ley Fundamental y la pena de muerte

Todesstrafe USA Giftspritze

Camilla para aplicar inyecciones letales, en la Mississippi State Penitentiary en Parchman, Miss.

Tres meses después de la ejecución de Schuh, el 23 de mayo de 1949, fue promulgada la Ley Fundamental (Constitución) de la República Federal. Alemania estaba entonces divida en una zona de ocupación de los aliados occidentales (la posterior Alemania Occidental) y una zona de ocupación soviética (la posterior Alemania Oriental).

En el artículo 102 del nuevo Estado dice lapidariamente: “La pena de muerte queda abolida”. Ello fue sobre todo una reacción al régimen de terror nazi. Según estadísticas oficiales, entre 1933 y 1945 fueron impuestas 16.000 penas de muerte y 12.000, cumplidas. Ejecutados fueron seres humanos no sólo por asesinato, sino también por alta traición, espionaje, secuestro de niños, desmoralización en las FF. AA. y robo de metales. A ello se agregan 20.000 penas de muerte de los tribunales militares.

En el mundo, la pena de muerte se aplica todos los años en cada vez menos países, según Amnistía Internacional (AI). En 1899 había sólo tres países sin pena de muerte, dos de ellos en América Latina: Costa Rica, Venezuela y San Marino. En 1948, el año de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, eran ocho los países sin pena de muerte. En 1978, había 19 y durante la última década la abolieron tres países por año en promedio.

El 88 por ciento de las ejecuciones en cinco países

China Todesstrafe

Wang Shijian es llevado por policías al estadio de Shenzhen, China, para escuchar la pena de muerte a la que fue condenado por narcotráfico.

Desde 1990 hasta hoy han abolido la pena de muerte más de 50 Estados. Entre ellos se contaron países de África (por ejemplo Costa de Marfil, Liberia y Ruanda), América (Argentina, Paraguay, México y Canadá), Asia (Bhután, las Filipinas), Europa (Albania, Moldavia, Montenegro, Serbia y Turquía) y Oceanía (Samoa).

El 18 de diciembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por gran mayoría un llamado a suspender la ejecución de todas las penas de muerte pendientes. La moratoria puede ser el primer paso hacia la proscripción de la pena de muerte en todo el mundo, según AI.

Si bien aún 105 Estados prevén la pena de muerte en su legislación, sólo muy pocos la llevan actualmente a la práctica. Según AI, en 2007 fueron ejecutados por lo menos 1.252 personas en 24 Estados (en 2006, 1.591). Como ya en los años anteriores, las ejecuciones se concentran en unos pocos países. En 2007 se aplicó la pena de muerte en China por lo menos 470 veces, de acuerdo con estimaciones de AI. En Irán, 317 veces; en Arabia Saudita, 143 (2006:39) y en Pakistán, 135 (2006: 82). En Estados Unidos, el número de ejecuciones disminuyó de 53 en 2006 a 42 en 2007.

De acuerdo con esas cifras, el 88 por ciento de todas las ejecuciones en el mundo se llevaron a cabo en esos cinco países. Per cápita, el mayor número de ejecuciones tuvo lugar en Arabia Saudita, seguida de Irán y Libia.

DW recomienda