1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

La última despedida

Desde hace poco más de un año el portero Oliver Kahn le está diciendo constantemente adiós al fútbol. Este martes en Múnich será la despedida final.

default

Oliver Kahn (izq.) y Jürgen Klinsmann: adiós definitivo.

Daniel Martinez und Oliver Kahn

Daniel Martínez con Oliver Kahn

En un partido entre el Bayern Múnich y la selección nacional, el más popular guardameta alemán -no por ello el más amado- después del legendario Sepp Maier, se parará este martes debajo de los tres palos para cerrar definitivamente su carrera como futbolista activo luego de haber acumulado títulos, distinciones y honores a lo largo de 20 años de actividad.

La vida jubilado

Oliver Kahn asegura que su vida actual, ahora que no tiene la presión de jugar cada fin de semana por ser ya un futbolista retirado, no es ni mejor ni peor que la que llevaba hasta el pasado mes de mayo cuando se terminó el torneo de la Bundesliga que ocupa el último lugar en su hoja de vida.

"También es bonito poder vivir cada día sin tener un plan, tomarlo como venga, dedicarse a actividades que antes no podía emprender, irme de vacaciones o navegar 4 semanas seguidas. De todas formas ya estoy mirando como será mi futuro, sólo jugar golf puede volverse aburrido" revela el arquero.

UEFA-Cup Fc Zenit St. Petersburg - FC Bayern München Oliver Kahn

Oliver Kahn abatido luego de la derrota contra el FC Zenit St. Petersburg, en 2008.

Para el choque que pone fin a su larga despedida del fútbol (en la temporada pasada en cada partido de visitante fue homenajeado por los anfitriones pues ese sería el último cotejo en ese estadio) y en el cual sólo lucirá el uniforme del Bayern, no efectuó ningún tipo de práctica especial: "he ido con frecuencia al gimnasio y he trotado por el bosque, creo que eso será suficiente para mi última actuación, tampoco se trata de atajar lo inatajable, es más bien un gesto para con el público y la afición, que debe disfrutar y pasar un buen rato".

Kahn sostiene que su decisión de no volver después de esta noche nunca más a las canchas es algo irreversible: "en el último año he recibido ofertas de todo el mundo, algunas de ellas muy tentadoras, para jugar un par de temporadas más, pero para mí es una decisión tomada, la carrera activa se acabó, ahora vienen otras cosas a las cuales también les dedicaré el entusiasmo que siempre mostré en los estadios".

Oliver Kahn als Schriftsteller

Oliver Kahn presenta su libro "El número 1"

¿Y no siente nostalgia? "No, lo único que extraño es la compañía y las vivencias con el equipo, siempre fue algo divertido, pero por lo demás el tema fútbol dentro de la cancha es un capitulo acabado".

Despedida en Múnich

Curiosamente el mejor arquero del mundo en 1999, 2001 y 2002, cumplirá la que será su última actuación en el pórtico bajo las ordenes de Jürgen Klinsmann, hoy entrenador del Bayern Munich club con el que ganó 8 títulos alemanes y una vez la Copa UEFA y la Champions League, y del cual fue capitán y símbolo.

DFB Pokal Oliver Kahn

Oliver Kahn celebra la victoria en el campeonato alemán en 2008.

Esa es una de las grandes paradojas del partido de este martes: Jürgen Klinsmann, el hombre que lo despojó de la banda de capitán de la selección alemana y lo degradó a la suplencia durante el Mundial del 2006, estará sentado en el banco.

DW-WORLD le preguntó a Kahn si está seguro que Klinsmann le permitirá jugar y con gran humor respondió: "hay que esperar a ver cómo evalúa mi sesión de entrenamiento, tengo fe y no me puedo imaginar que no me ponga a jugar" dijo en medio de una carcajada.

En su despedida, acompañado por mensajes de colegas y amigos de todo el mundo, Kahn será declarado como jugador de honor en la selección alemana de todos los tiempos, una distinción que la Federación Alemana de Fútbol no le concedió a Klinsmann pese a tener más partidos acumulados con el uniforme nacional.

La pausa de mitad del partido se la dedicará Oliver Kahn a una actividad benéfica titulada "Patada Millonaria" en la cual 10 aficionados retarán al portero con disparos a 16 metros de distancia: el que anote se llevará 100.000 euros, pero si falla su lanzamiento o éste es atajado, el dinero va a parar a la Asociación para la Protección del Menor.

El futuro

Por más que Oliver Kahn parezca estar disfrutando su tiempo fuera de las canchas, y de que anuncie que aún no se aburre, reconoce que es demasiado inquieto para quedarse sin hacer nada. "Claro que tengo planes, sólo estoy ordenando las ofertas y las ideas".

Tres actividades y están definidas: comentarista de fútbol en un canal de televisión pública alemana, donde debutará este fin de semana; empresario de espectáculos en Asia dónde, empezando en China, buscará al mejor arquero de la región acompañado por los medios de comunicación; y motivador de juventudes dentro del programa escolar "¡Lo lograré!" que se inicia en el estado de Baviera.

DW recomienda