1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Lübeck: el peor ataque contra refugiados en Alemania

En enero de 1996, un atentado contra un centro de refugiados en Lübeck dejó diez muertos. Hasta ahora no se ha esclarecido el trágico incendio. Hoy, muchos albergues de refugiados en Alemania arden nuevamente.

En las pantallas de las computadoras, de los teléfonos inteligentes y de los televisores en Alemania, casi a diario se pueden ver imágenes de albergues de refugiados a los que se ha prendido fuego. Hasta ahora, nadie ha muerto en estos ataques. No fue así hace 20 años en la ciudad germana de Lübeck. En la noche del 17 al 18 de enero de 1996, aproximadamente a las tres y media de la madrugada, se incendió el centro de refugiados en la calle Hafenstraße, en el que residían 48 personas.

Algunas saltaron por las ventanas, otras se asfixiaron. En total, murieron diez personas. 38 habitantes del albergue resultaron heridos. Se trató del incendio intencional contra refugiados más grave en la historia de la República Federal de Alemania.

Incendios en cuatro años consecutivos

Hoy día, en la calle Hafenstraße, una pequeña instalación con una lápida conmemorativa recuerda el incendio de 1996. Cada año, Michael Bouteiller visita el lugar. Durante doce años el jurista fue alcalde de Lübeck, también en la noche del trágico incendio.

Hasta hora no se ha esclarecido la muerte de diez personas en el hogar para refugiados en Lübeck en 1996.

Hasta hora no se ha esclarecido la muerte de diez personas en el hogar para refugiados en Lübeck en 1996.

En entrevista con DW, Bouteiller cuenta que ese no fue el único ataque xenófobo en aquel entonces, sino que se registraron incendios en cuatro años consecutivos: en 1994 fue incendiada la sinagoga de Lübeck, en 1995 nuevamente se intentó prender fuego a la sinagoga, un año después ardió en llamas el centro de refugiados en la calle Hafenstraße, y en 1997 fue incendiada una iglesia católica, en la que el sacerdote había ofrecido asilo a una familia argelina.

Lo que Bouteiller no menciona es que él mismo también fue blanco de un atentado con bomba. El exalcalde se muestra indignado porque hasta el día de hoy no se ha esclarecido el asesinato de las diez personas en la calle Hafenstraße. Bouteiller critica que, al igual que en el caso de los crímenes de la célula neonazi NSU, no se investigara un posible trasfondo extremista. Además, asegura, han desaparecido pruebas.

Investigación incompleta

El periodista berlinés Wolf-Dieter Vogel, que escribió un libro sobre los trágicos sucesos de hace 20 años, comparte la opinión del exalcalde de Lübeck. Según Vogel, si bien se investigó si los habitantes del albergue estaban metidos en negocios criminales, nunca se investigó consecuentemente a un grupo de sospechosos de extrema derecha que en la noche del incendio fueron vistos cerca del albergue.

El periodista berlinés reconoce que desde entonces ha habido un desarrollo positivo en Alemania: “Hoy día, muchas personas apoyan a los refugiados”. Al mismo tiempo dice estar preocupado por el reciente aumento del número de incendios.

Se cuadruplica número de ataques

De acuerdo con Bernd Mesovic, vicedirector de la organización humanitaria Pro Asyl, el año pasado se registraron 126 incendios intencionales contra albergues de refugiados, uno cada tercer día. “Tengo la impresión de que solo ha sido suerte que nadie muriera en 2015”, dice Mesovic. Por su parte, la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (BKA, por sus siglas en alemán) registró 924 delitos contra centros de refugiados en 2015, cuatro veces más que en 2014.

DW recomienda